#28S: Así se vivió la acción global por un Aborto Legal y Seguro en Chiapas

Feministas exigen al Congreso de lectura a la iniciativa para despenalizar el aborto y se deje de criminalizar a las mujeres que han interrumpido su embarazo


Tuxtla Gutiérrez, Chiapas / Stepahanía González. En diferentes ciudades y municipios se hicieron presentes las voces de mujeres chiapanecas y realizaron acciones dentro del marco del Día de Acción Global por un Aborto Legal y Seguro.



En la ciudad de Tapachula Chiapas, la Colectiva Perlas Sororas Tapachula feministas colocaron una manta de aproximadamente 3 metros sobre un puente peatonal de la Prolongación de la 4 avenida sur. De igual manera en Chiapa de Corzo activistas colocaron una manta sobre La Pila o La Corona localizada en el parque Central del municipio.


En San Cristóbal de las Casas mujeres autoconvocadas realizaron una marcha al ritmo de batucada al ritmo de las consignas de “Juntas, libres y sin miedo” “La maternidad será deseada o no será” “No queremos machos que nos asesinen” y “Mujer escucha, esta es tu lucha” que comenzó desde la unidad administrativa hasta el centro del municipio.


En la ciudad de Tuxtla Gutiérrez se realizaron dos manifestaciones, una el día 27 de septiembre con la pinta de la plaza central y un pronunciamiento donde también exigían al Congreso del Estado de lectura a la iniciativa de la Diputada Adriana Bustamante, presentada el 26 de mayo del 2020 para la despenalización del aborto. Esta acción junto con la de Chiapa de Corzo fue realizada por integrantes de la Campaña Estatal por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.


El día 28 de septiembre diferentes colectivas feministas se reunieron en el Parque Bicentenario para marchar hasta llegar al Congreso del Estado. La solicitud continua siendo la misma, que no se criminalice a las mujeres y que se garantice su derecho a decidir sobre ser o no madres por lo que también pidieron que la iniciativa para la despenalización del aborto sea presentada ante el Pleno de la LXVI Legislatura, y analizada con una perspectiva de género.


Durante la marcha se emitieron consignas como “Madre por decisión, no por imposición”, “Pedimos que el aborto sea legal, no obligatorio”, “No a la iglesia, no al estado, mi cuerpo es mío, que les quede claro”.


Breve historia de la lucha por la despenalización del aborto en Chiapas


La lucha por la despenalización y legalización en Chiapas comienza desde 1991 y 1992, antes del año 2009 las mujeres eran encarceladas por abortar, después de este año las penas para las mujeres que abortan fuera de las tres causales en el estado de Chiapas como violación, alteraciones genéticas y peligro a muerte de las mujeres, son castigadas con un tratamiento médico “integral”, sin embargo este tratamiento se trata de una atención psicológica, la cual carece de perspectiva de género y debe ser a petición de la mujer, pero la criminalización continúa debido a la estigmatización social, incluso se les llega abrir carpetas de investigación en su contra. Incluso existe una carga de discriminación que las mujeres reciben por parte del personal médico.


El código penal en el estado también penaliza a personas que asisten o ayudan a mujeres a interrumpir sus embarazos, incluso al personal médico con hasta 8 años de cárcel y suspensión de las actividades profesionales.

De acuerdo al informe del año 2018, del Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) entre el 2012 y el 2017 en Chiapas hubo 4 quejas por negación de aborto legal bajo las tres causales.


En el informe menciona que a pesar de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes en donde el artículo 50 destaca que es necesario proveerles asesora y orientación sobre salud sexual y reproductiva, y medidas para prevenir embarazos, la Secretaria de Salud Federal informó a la organización de GIRE que “las menores que se encuentren emancipadas la soliciten y en menores no emancipadas los padre deben firmar el conocimiento para así cubrir sus necesidad anticonceptivas”. La norma establece que no es necesaria ni este ni otro requisito para acceder anticonceptivos o al consejería respectiva. Sin embargo clínicas y hospitales continúan requiriendo permisos para brindar a información sobre métodos anticonceptivos a las y los adolescentes.


Otro de los grandes problemas que enfrentan las mujeres surge debido a que no hay personal capacitado en las instituciones de salud para brindar consejería sobre métodos anticonceptivos a personas con discapacidad o a personas hablantes de lenguas indígenas.


En el estado sólo el 44.6 por ciento de las mujeres tiene acceso a un método anticonceptivo, es decir menos de la mitad de las mujeres pueden tener un método de control natal, comentó la activista Karla Escobar.


En el 2018 y 2019 por primera vez se realiza un foro sobre derechos reproductivos el Congreso del Estado de Chiapas.


El 26 de mayo del 2019 la diputada Adriana Bustamante  en colaboración con la Campaña estatal por el aborto en Chiapas presentó una iniciativa ante el Congreso del Estado para despenalizar el aborto.


Activistas han señalado que igual que a nivel federal en Chiapas durante la pandemia aumentaron las solicitudes de información para acceder a interrupciones del embarazo. Muchas de estas solicitudes surgen por problemas de desigualdad o después de relaciones no consentidas, forzadas o por coacción emocional, es decir muchas mujeres vivien violencia sexual.


Por lo que feministas exigimos a las y los legisladores cumplan con su trabajo y no obstaculicen los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres.


El estado debe tener la capacidad de reconocer que las mujeres debemos tener accesibilidad a métodos anticonceptivos, así como el derecho de decidir sobre nuestros cuerpos y a la información sobre la interrupción del embarazo de manera segura en su colonia, ciudad, delegación, municipio, comunidad, ejido, es decir, a su alcance.

20 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur