8 Meses de Desaparición Forzada de 21 Chiapanecos

Este 26 de marzo se cumplieron exactamente ocho meses de sufrimiento y agonía para los 21 señores secuestrados de Pantelhó y, obviamente, para sus familiares.



Pero también son 8 meses de omisión, inoperancia e ineptitud de la Secretaria General de Gobierno, el Fiscal General del Estado y la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana. Ya hace tiempo debieron haber presentado su renuncia porque a la vista está que no pueden con el paquete que el gobernador puso en sus manos.


Ni Cecilia Flores Pérez y Gabriela del Socorro Zepeda Soto ni el inútil Fiscal General del Estado, Olaf Gómez Hernández, han hecho nada por salvaguardar la vida y la integridad de los 21 secuestrados de ese municipio, sacados del interior de sus casas por milicianos del grupo El Machete.

En un comunicado enviado a los diversos medios de comunicación, los familiares de los 21 secuestrados exigen cuatro puntos:

“1.- La presentación inmediata con vida de nuestros 21 familiares.


“2- Que gobierno y las dependencias encargadas de impartir justicia giren las órdenes de aprehensión para los responsables de la desaparición forzada de nuestros familiares los cuales están plenamente identificados.


“3- Que la Fiscalía General del Estado de Chiapas rinda un informe público sobre las investigaciones y acciones que ha realizado para localizar con vida a nuestros familiares


“4- Exigimos investigación a fondo por parte del gobierno mexicano, y organismos internacionales, a funcionarios del estado de Chiapas por su omisión para localizar con vida a nuestros familiares”.


Hay un video que ha circulado por todo el país y fuera de éste en donde se ve con claridad que los 21 desaparecidos forzosamente fueron amarrados y torturados en el parque central de Pantelhó, actos realizados frente a las narices de los elementos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y de la mismísima Guardia Nacional, sin que hicieran nada más que tomar fotos, videos y enviarlos en tiempo real a sus superiores.


Se trata, pues, de una desaparición forzosa de 21 chiapanecos por unos delincuentes que se pasean por todo Pantelhó y en la mismísima Secretaría General de Gobierno. Por eso Cecilia Flores Pérez, Gabriela del Socorro Zepeda Soto y Olaf Gómez Hernández deben presentar ya su renuncia.

20 visualizaciones0 comentarios