Aduaneros dejan sin comer a una familia

Víctor Manuel López Jiménez, quien tiene a una hija enferma, por lo que debe trabajar y ahorrar para su curación, fue despojado de más de ocho mil pesos en mercancías que traía de La Mesilla, para vender, y así llevar a su menor al médico.



Un par de funcionarios de la garita aduanal ubicada en el municipio de La Trinitaria, se las arrebató, alegando su procedencia ilegal, aunque no es la primera vez que pasa él con su vendimia, como tampoco que ellos dejen ingresar al país mercancía de ese tipo.


La falta de “mordida” que con insinuaciones le pidieron, debido a que López Jiménez había invertido en esos productos todos sus ahorros y ya no traía un solo peso, fue el motivo; un hombre y una mujer se quedaron con unos foquitos, lámparas, platos y radios, de todo lo cual traía los comprobantes donde acreditaba haberlos comprado.



Ahora, Víctor Manuel ya no podrá trabajar ni, menos, pensar en llevar al médico a su niña, por lo que pide apoyo a la ciudadanía.


No está pidiendo que le regalen dinero, no está acostumbrado a ello, sino a trabajar honradamente; sólo quiere que le devuelvan sus foquitos, lámparas y radios que traía para vender.


¿Cuántas toneladas de droga eran incautadas por Genaro García Luna en México para irlas a vender a los Estados Unidos? Por eso está hoy en una cárcel de aquel país, pues sus ganancias se contaban en miles de millones de dólares.

¿Cuánta mercancía incautada por los funcionarios de ese punto de revisión ha sido auditada? ¿Por qué sus funcionarios acumulan tanto dinero si tienen muy bajos salarios?


Sencillamente es dinero que le quitan a la gente pobre, a quienes quieren vivir del sudor de su frente como don Víctor Manuel López Jiménez, el mismo que ahora llora por lo triste e incierto del futuro de su hija, quien ya no podrá ser atendida y quién sabe si comer.


Don Víctor Manuel vive en la colonia 20 de Noviembre, municipio de Comitán, un cerro a donde con dificultades llegan los servicios elementales y mucho menos agua entubada. Su casa es de tablas y piso de tierra, pero podría identificar fácilmente a los avaros funcionarios que le quitaron su mercancía: un hombre y una mujer deshumanizados por el dinero mal habido.


¿Dónde estarán hoy los foquitos, termos, lámparas y platos que le quitaron? ¿Cuánta mercancía van a recabar en este mes de diciembre y a dónde van ir a parar? ¿Cómo harán el reparto de dividendos estos corruptos? ¿Será según la jerarquía? ¿Cuánto de ese dinero se llevarán el día que mueran?

Como sea, hoy una familia se queda sin comer y sin posibilidad de ver sana a su pequeña hija por culpa de funcionarios con mucha avaricia, nulos principios éticos y, menos, sentido humano.


Apoya el periodismo con perspectiva de género. Compra el libro Transición política.

FSUR

131 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur