Alumnas exigen a la Unach un compromiso en atención a sus demandas y no simulación

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas / Stephanía González.- Esta mañana la Red de Colectivas Feministas Universitarias de Chiapas (RECOFUCH) y la comunidad estudiantil informaron mediante una rueda de prensa sobre los acuerdos y avances del pliego petitorio que se han llegado con las autoridades universitarias en las mesas de trabajo, quienes no han atendido a fondo sus demandas, por lo que denuncian una posible simulación por parte de la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach).



Informaron que el protocolo para atender la violencia de género en la Unach, el cual se implementó hace dos años no funcionaba porque “era muy ambiguo” y no aseguraba ninguna reparación integral del daño a las víctimas, seguimiento a las denuncias o sanción para los agresores por lo que se continúan las mesas de trabajo para reformarlo completamente y recalcaron que es necesario que dentro del nuevo protocolo exista un apartado sobre los derechos que tienen las víctimas para que conozcan lo que puede hacer y lo que la Universidad debe proporcionar pero hasta ahora no se ha implementado; así mismo comentaron que es necesario que cuente con una atención intercultural y para las personas con discapacidad.


Una de las mesas urgentes a trabajar son las Comisiones de Género y la Defensoría de los Derechos Humanos y Universitarios (DDHU), las cuales estarán en cada una de las Facultades, serán el primer contacto para alumnas o alumnos que necesite poner una denuncia por cualquier tipo de violencia. La Red de Colectivas pide que estás áreas cuenten con una atención integral, contención, área psicológica, seguimiento a las quejas o denuncias y se logren de una manera eficaz e integral, pero las propuestas que ellas han dado no han sido retomado completamente por las autoridades universitarias y temen a que la atención de estás Comisiones se realicen de forma “escueta”.


“Nosotras hemos hecho el trabajo, un trabajo muy pesado, un trabajo muy extenso por llevar estás propuestas, por armar este nuevo protocolo que realmente proteja a las victimas”, expusieron las Colectivas, sin embargo mencionan que es preocupante que sólo tomen una parte del nuevo protocolo que proponen, el cual debe proteger a las y los estudiantes.


La RECOFUCH ha documentado 627 denuncias hasta el momento, las cuales han sido por violación, acoso, hostigamiento e intento de violación. La Unach ya tienen conocimiento de éstas así como las Fiscalías pero no han sido atendidas de manera correcta, denunciaron las alumnas.


Piden a la Universidad “que si se están poniendo a trabajar en las mesas, sea realmente para un trabajo que sea eficiente” y las próximas generaciones estudien en espacios libres de cualquier tipo de violencia y “no haya otra cúspide de violencia sistemática”.


También identificaron que las denuncias por medio de la plataforma digital de la Unach, es deficiente, pues no se genera un folio y no hay una respuesta efectiva. Estudiantes de Tapachula o Tonalá viajan a Tuxtla para realizar la denuncia, donde la atención es inadecuada “no te dan copia, ni sello de recibido” y además las respuesta se da en dos semanas “quince días en donde ya te pudo pasar cualquier estando en el mismo espacio con tu agresor”.


Este problema fue expuesto ante la DDHU y la respuesta fue “que tenían problemas con la plataforma”, las alumnas mencionaron que es necesario tener un registro aunque no sea de manera digital.


Por ultimo, hicieron un llamado a que se respete su información al pedir datos personales, pues no los darán para no ser expuestas a vulnerabilidades debido a las amenazas y represalias que han recibido como seguimientos al salir del plantón, incluso intimidación con sus calificaciones y retención de documentos en la universidad.


La Red de Colectivas Feministas Universitarias junto con la comunidad estudiantil sostuvieron protestas y un paro por casi dos meses tras el feminicidio de la pasante de la Unach, Mariana Sánchez Dávalos el pasado mes de enero y las omisiones en el caso. Fue hace tres semanas cuando rectoría firmó una minuta de acuerdo para realizar mesas de trabajo y dar cumplimiento al pliego petitorio. Las y los estudiantes levantaron el paro de manera inmediata como lo solicitó la institución, ahora continúan con sus clases y además con las mesas de trabajo por lo que piden a la Universidad reciprocidad, se respete el acuerdo y se comprometa a que sus demandas sean tomadas en cuenta de manera eficaz, eficiente y no se caiga en una simulación.


Con información de: Voces feminista

Apoya el periodismo con perspectiva de género. Compra el libro Transición política.

FSUR

11 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731