Así operó Manuel Velasco esquema de desvío de recursos para Morena

“Es más seguro usar el PIN que hablar por teléfono; nos pueden grabar”: Manuel Velasco a Ricardo Monreal.



Así que el senador Manuel Velasco Coello no quería hablar por celular con su colega Ricardo Monreal Ávila, por aquello de las malditas filtraciones. Y tenía razón de “pensar mal”, o temer que fuera exhibido en plena movida de sus miles actos de corrupción.


La conversación transcrita lo dice todo:

- GOBERNADOR. Agrégame en el PIN, hermano.

-MONREAL. Sí, fíjate que sí.

- GOBERNADOR. Es más seguro, para que estemos ahí en comunicación (el gobernador se refería a que era menos riesgoso de alguna posible grabación y posterior publicación).

-MONREAL. A ver, pásamelo.

- GOBERNADOR. Es 287E85fc

-MONREAL. 28-7-E-85-f-c c de casa”.


Y siguieron hablando sobre la necesidad de usar el PIN, pero no podían pasar de la llamada a esa otra vía de comunicación porque era urgente que no se perdiera ese “milloncito de pesos” ni que siguieran detenidas las operadoras de Monreal con la maleta de paga, con razón social en la paquetería a nombre del hoy senador morenista.


Escucha: Conversación completa entre los políticos Velasco y Monreal.


“- GOBERNADOR. Yo donde hablo con él directo es con el PIN. Ahorita le voy a volver aventar otro PIN.

-MONREAL. Sí, dile que estás en espera.

- GOBERNADOR. Que estoy en espera de que te cumplamos.

-MONREAL. Ándale,

- GOBERNADOR. Ándale, de que le cumplamos en lo dicho al amigo, ya en mi tierra nomás están esperando la indicación.

-MONREAL. Exacto. Órale. Sale, hermano.

- GOBERNADOR. Yo aquí estoy pendiente.

-MONREAL. Sale, HERMANO, aquí estoy pendiente, mándale otro PINAZO, por favor”.


Entre político te veas, todavía no se abre toda la caja de pandora.

Sin embargo, para efectos de sindicar penalmente a un político con dichas grabaciones telefónicas es imposible, porque no se les puede tomar como datos de prueba en una audiencia de vinculación a proceso o de juicio oral.


La razón de ello es que la “escucha de llamadas telefónicas” es ilegal, hasta en tanto sean ordenadas por un juez; si no hay orden judicial la defensa del acusado tumba por la borda dichos elementos en la audiencia intermedia.


Pero lo que sí queda a la vista es el sucio manejo del dinero del pueblo chiapaneco que se parte y reparte entre los poderosos políticos.

Ese “milloncito de pesos” sólo ha de ser la punta de iceberg; es casi seguro que sólo se trataba de un “pequeño remanente” que le sobró a Monreal de los muchos millones que recibió para operar la elección intermedia del 2015 en nuestra entidad.


Se guardó una “pizca” de dinero, proveniente del sudor y del trabajo del pueblo chiapaneco, para sus “gastos personales”, para darse la gran vida junto con su familia, sus amigos y “amigas”.


Disraelí E. Ángel Cifuentes

FSUR

164 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur