Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas, usó factureras ligadas al Cártel de Sinaloa, denuncia UIF

Para comprar un lujoso departamento en Santa Fe en 2016, el gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, utilizó un esquema de lavado de dinero en el que participaron dos empresas fantasma ligadas al Cártel de Sinaloa, denunció la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda.



El titular de la UIF, Santiago Nieto, expuso este señalamiento durante una sesión virtual de la Sección Instructora de la Cámara de Diputados, en la que se desahoga la solicitud de desafuero de Cabeza de Vaca, quien estuvo presente en la audiencia acompañado de sus abogados. También participaron representantes de la Fiscalía General de la República (FGR), que solicitó el desafuero del mandatario panista.


En la audiencia, Nieto expuso que, para comprar el departamento en Santa Fe, Cabeza de Vaca recibió financiamiento por 14.3 millones de pesos de una financiera particular en 2016.


La financiera había recibido esos recursos mediante transferencias efectuadas en diciembre de 2013 por dos empresas incluidas en la lista de personas morales bloqueadas, y que forman parte de un grupo más grande de empresas utilizadas por el Cártel de Sinaloa para lavar dinero.