Caja de Ahorro Magisterial, Nido de Ladrones

Cerca de 100 mil pesos le robó la Caja de Ahorro a una maestra de la sección 7, sin que hasta ahora logre recuperar uno solo de ellos.



Aprovechando la identificación oficial de la maestra Ada Luz Guadalupe Constantino Rodríguez, que los dirigentes de esta Caja de Ahorro tenían entre sus archivos, falsificaron su letra y su firma para tramitarle un préstamo de 92 mil pesos, dinero que habría sido repartido entre dicha dirigencia.


De acuerdo con el artículo 7 de su propio reglamento, la Caja de Ahorros y Préstamos estará a cargo de un Comité de Administración que será el responsable de la administración y estará integrado por un Presidente, un tesorero y Comisarios.


Y estos son precisamente los que están involucrados en este robo a los profesores; ellos son: Julio César Lugo Martínez, Jesús Efraín Penagos Pimienta, Víctor Manuel de Jesús González García, Juan Manuel Jovel Osorio, David del Carmen Villatoro Velázquez, Javier Meléndez Cruz.


Fue en el mes de julio del 2015 cuando estos personajes y amantes de lo ajeno tramitaron un crédito a nombre de una profesora, quien nunca se enteró de dicha solicitud sino hasta que supo que estaba endeudada.


La maestra afectada, Ada Luz Guadalupe Constantino Rodríguez, inició sendos procedimientos ante la Fiscalía General del Estado y el Juzgado Civil para la recuperación del dinero robado por los responsables de la Caja de Ahorro de la Sección 7 del SNTE. La del autodenominado Movimiento Magisterial Democrático


Es evidente que la Caja de Ahorro Magisterial está llena de rateros quienes han logrado enriquecerse a costa del dinero de las maestras y los maestros chiapanecos, afiliados a esta sección sindical y agrupados en un supuesto movimiento democrático, donde el discurso favorito es la denuncia contra la corrupción "charril" y gubernamental.


Sin embargo, hasta la fecha, la afectada no ha logrado recuperar su dinero viniendo a entorpecer ambos procesos la pandemia del coronavirus, por lo que exige la aplicación de la justicia de manera expedita.


La maestra Constantino Rodríguez ya tiene una sentencia a favor en el juzgado civil y sólo falta la ejecución de la misma, para recuperar su dinero.


Pero el tema penal sigue pendiente, porque robarle el dinero a un socio es abuso de confianza, pues incurre en este delito" el que, con perjuicio de alguien, disponga para sí o para otro de cualquier cosa ajena mueble de la que se le haya transmitido la tenencia y no el dominio; al responsable de este delito se le aplicarán las siguientes sanciones: prisión de cuatro a siete años y multa de 50 a 180 días de salario si el monto valor de lo dispuesto es mayor de 1000 días de salario", y este es el caso: rebasó los mil días de salario mínimo al momento de su comisión.


Y que no se pretenda realizar movilizaciones magisteriales en contra de una supuesta "represión selectiva" a unos maestros que, amparados en la lucha democrática magisterial, roban su dinero a quienes le brindan su confianza y le entregan su dinero.


Por cierto, al rebasar la media aritmética de cinco años de prisión, quedarían resguardados algunos añitos en una celda.


¿A poco no se lo merecen? ¿O los protege un manto de impunidad sólo porque leyeron algún libro de Engels, Marx y Lenin?

83 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur