Carta Abierta a Olaf Gómez Hernández

Lic Olaf Gómez Hernández, Fiscal General de Chiapas, le quiero preguntar algo muy sencillo:



¿Qué tanto cuesta mandar a citar a un hombre golpeador de mujeres para que sepa que tiene una investigación de orden penal en su contra?


¿Se requiere de mucha ciencia, logística o dinero?



¿El dinero es para la ciencia, para la logística o para los funcionarios de la fiscalía a su cargo?


Porque hace años un golpeador de mujeres a quienen sus policías detuvieron a mano no quisieron citarlo y decirle que tiene una carpeta de investigación por el delito de violencia familiar. No recuerdo qué pretextos pusieron para no notificarlo a pesar de tenerlo enfrente.



Pero a la fecha la fiscalía a su cargo sigue sin poder notificarle argumentando los diversos cambios de domicilio del imputado, de nombre Ángel Ruiz, de Villaflores


¿De verdad es imposible notificarle a alguien de quien conocen su número de celular y de quien también se conocen su perfil de Facebook y hasta las páginas de Facebook que creó para  hacer publicaciones a fin autopromocionarse rumbo a una candidatura?



Ahí están las publicaciones del señor realizando eventos públicos en plena pandemia y presuntamente entregando proyectos para la conquista de votos. ¿Era difícil hallarlo en plena campaña? ¿O se hicieron patos sus funcionarios y usted mismo?



Este señor tiene una carpeta de investigación abierta y el delito que cometió ocurrió hace alrededor de dos años. Usted sabe bien que justicia retardada es idéntica a justicia denegada.



¿Por cuántos pesos Ángel Ruiz compró su impunidad en la Fiscalía General de Chiapas?


Pues sí, es cierto, la víctima de Ángel Ruiz no lleva los apellidos Escandón ni Cadenas, pero también es chiapaneca.



Voy a irle recordando de otros casos de justicia retardada conforme vayan pasando los días, como el caso deñel hombre que le hizo 17 machetazos a  Ubiselda, allá en Las Ventanas, el municipio de siltepec. Por si no lo sabía, ella es mi vecina actualmente en el ejido de Emiliano Zapata. Sus padres no viven en un palacio como los de María Escandón. ¿Es por eso que no va a conocer la justicia? ¿Es porque en Chiapas hay mujeres de primera y mujeres de segunda? ¿O también usted se ha convertido en este tiempo en el fiscal general de los políticos?



Ya sé que no me va a responder pero mi celular 9631371713 sigue a la orden de las mujeres víctimas de violencia.

203 vistas