Carta Abierta al Fiscal de Distrito Fronterizo Sierra, Julio César Espinosa Pastrana

Sr Fiscal:


Resulta preocupante que los usuarios que acuden a la dependencia a su cargo ya no confíen en los ministerios públicos bajo su mando. ¿Por qué será?

Apenas hace unos días solicitaron en el Juzgado de Control y Tribunales de Enjuiciamiento la remoción de la ciudadana fiscal del ministerio público, Claudia Torres Maldonado, y se le solicite a usted a otro fiscal que deberá actuar en las demás etapas del procedimiento. ¿Qué anda pasando en este Distrito a su cargo? ¡No es buena señal! El juez le dio a usted tres días para designar nuevo fiscal para no dejar en estado de indefensión a la víctima, a quien deberá, también, asignarle un nuevo asesor jurídico de la víctima, porque nadie da resultados; nadie. Parece que a esta víctima de un hombre violento la dependencia bajo su responsabilidad le quiere hacer de chivo los tamales, pero ella no los quiere de carne, ni de verduras, sino de justicia. ¡Justicia! La que usted debe procurar y por la que le pagamos nosotros, el pueblo, su jefe. ¿Tiene usted fiscales y asesores jurídicos competentes para esta víctima de la misoginia? ¿Los conoce usted? ¿Lo respetan usted? ¿O será necesario solicitar al Fiscal General, Olaf Gómez Hernández, que mande desde las oficinas centrales otros operadores del sistema para que defiendan a esta mujer? No todas las víctimas se quedan calladas, no todas las víctimas permiten que los fiscales de usted hagan lo que se les antoje con los procesos y procedimientos de orden penal. Señor Fiscal. Por lo visto no todas las víctimas acuden a implorar justicia ni a ofrecer dinero para ello. El dinero siempre lo ofrecen los delincuentes y en la Fiscalía Fronterizo Sierra son muy buenos para recibirlo. Por cierto, la víctima hoy se encuentra enferma debido al alto estrés generado por tantas arbitrariedades que el Órgano Acusador le ha generado, así cómo la violencia vivida por su agresor y las piedras que le ponen en el camino para cansarla y lograr que se desista, claudique o muera en el camino. La fiscal Torres Maldonado no está haciendo su trabajo y se escuda en la víctima para evitar una sanción impuesta por el juez. Hoy, la víctima tiene daños severos de salud, al grado tal, que obra en autos una constancia médica otorgada por el médico que atiende a la usuaria, aunque ella ha demostrado ser una mujer fuerte y determinada. Le pregunto, señor Fiscal, ¿esta es su idea de la Cuarta Transformación? Por eso las mujeres víctimas de violencia acuden al 9631371713, porque la dependencia a su cargo y usted, no se ponen las pilas. Espero su respuesta.

40 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731