Caso Ayotzinapa: Identifican restos del normalista Christian Alfonso Rodríguez Telumbre


*Tras hallar restos de uno de los 43 normalistas, Segob ratifica el fin de la “verdad histórica”

Patricia Dávila y Álvaro Delgado

Identifican restos de normalista 1

Ciudad de México, 07 JUL (apro).-La Fiscalía General de la República (FGR) dio a conocer que la Universidad de Innsbruck identificó que una pieza ósea encontrada en un punto conocido como “Barranca de la Carnicería”, en el Ejido de Cocula, pertenece a Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, uno de los jóvenes normalistas desaparecidos la noche del 26 y 27 de septiembre de 2014.

En conferencia, Omar Gómez Trejo, titular de la unidad para el caso Ayotzinapa, de la FGR, aclaró que “las líneas de investigación que podían esclarecer cómo el fragmento óseo, hoy identificado, fue llevado a este lugar del hallazgo, aún tienen que consolidarse”.

Gómez Trejo indicó que la “Barranca de la Carnicería” se encuentra a más de 800 metros de distancia de donde se crea la narrativa de la “verdad histórica”, asentada por la administración de Enrique Peña Nieto.

En su mensaje a medios, el funcionario señaló que la unidad del caso Ayotzinapa recibió información sobre diversos lugares del paradero de los estudiantes y acudió a cada sitio señalado, siempre acompañado por el subsecretario Alejandro Encinas, de los representantes legales de las familias, el centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, y el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

“Así, los días 21 al 29 de noviembre de 2019, se realizó dicha acción de búsqueda en un punto ubicado en el municipio de Cocula, Guerrero, conocido como Barranca de la Carnicería, Ejido de Cocula, este lugar no es el basurero de Cocula, ya que la Barranca se encuentra a más de 800 metros de distancia de dónde se crea la narrativa de la verdad histórica”, relató Gómez Trejo.

“Cabe destacar que, en el pasado, dentro del mismo expediente, se recibió información sobre las zonas antes referidas, sin que se agotará lo que deberá de establecer una serie de deslindes para las responsabilidades a las que haya lugar.

El funcionario federal detalló que en dicha diligencia se recuperaron 15 indicios que fueron embalados en el lugar, para su procesamiento en presencia de los representantes de las familias y de la misma comisión presidencial.

“El día 26 de febrero de 2019 (sic), la evidencia recuperada fue analizada en la Ciudad de México, dentro de las instalaciones de los Servicios Periciales de la Fiscalía General de la República, en presencia de los representantes de las familias, el personal de servicios periciales, y especialistas del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

Tras el escrutinio, Gómez Trejo dijo que se eligieron 6 piezas que los equipos periciales estimaron que podían ser susceptibles de ser procesadas para la extracción de ADN. Finalmente, dichas piezas fueron llevadas en valija diplomática al Instituto de Genética de la Universidad de Innsbruck, en Viena.

Añadió que, del 28 de febrero al 2 de marzo de este año, se hizo la diligencia, la cual contó con el acompañamiento del equipo argentino, tanto en el traslado como en la entrega de los indicios a la universidad.

“El Instituto de la universidad, por su parte, informó que podría entregar los resultados en un plazo de 3 a 5 meses. El 19 de junio de 2020, la Universidad de Innsbruck comunicó a la unidad a mi cargo y al equipo argentino que, después de realizar los análisis respectivos a las piezas óseas enviadas, una de ellas corresponde al estudiante Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, uno de los jóvenes normalistas desaparecidos la noche del 26 y 27 de septiembre de 2014.

“Para mayor certeza, los resultados fueron analizados también por el equipo argentino, que terminó su revisión el 4 de julio, y es coincidente en que una de las piezas óseas enviadas al laboratorio pertenece al estudiante normalista Christian Alfonso Rodríguez de Telumbre, de forma indubitable correspondiente a una extremidad inferior”, señaló el funcionario de la FGR.

Indicó que el pasado 5 de julio se trasladó a Tixtla, Guerrero, para informar de manera directa a la familia de Christian Alfonso sobre la identificación y el hallazgo. De igual manera, sostuvo que “hace unos instantes asistí a la reunión de la comisión presidencial para dar a conocer a las familias integrantes de dicha comisión y a sus miembros esta información”.

Aseguró que han sido “sumamente cuidadosos en la forma de informar y atemperar al máximo los efectos de la revictimización que pueden ser susceptibles al momento de dar este tipo de noticias”.

“En esta visita a Tixtla, Guerrero, contó con el apoyo de las organizaciones que representan a las familias, del subsecretario Alejandro Encinas de la comisión especial del caso Ayotzinapa y de Mercedes Doretti, del EAAF, quien se conectó de manera virtual para explicar los resultados de los estudios genéticos que ellos como especialistas realizaron”.

En un mensaje donde no hubo sesión de preguntas de medios, Gómez Trejo destacó que la familia del normalista se enteró de una forma “digna” por los funcionarios a cargo de la investigación y no por los medios de comunicación.

El funcionario dijo a las familias, así como a los compañeros de Christian, en la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, que “su compromiso profesional moral y personal es con ustedes”.

“A más de 5 años ha sido un resto humano perteneciente a una de las víctimas, éste, además, no fue tirado, ni encontrado en el basurero de Cocula, ni en el río San Juan, tal y conforme la versión que publica y judicialmente sostuvo la anterior administración”, destacó.

Con este nuevo hallazgo, como lo señaló el Fiscal General de la República, Alejandro Gertz Manero, la verdad histórica se acabó y el caso sigue abierto, atajó Gómez Trejo.

Para la investigación, confirmó que la unidad especial cuenta también con el apoyo de las y los expertos del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI).

Tras hallar restos de uno de los 43 normalistas, Segob ratifica el fin de la “verdad histórica”

Luego de que la Fiscalía General de la República (FGR) identificó los restos de uno de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, en un lugar diferente al basurero de Cocula, la Secretaría de Gobernación ratificó el fin de la “verdad histórica” del gobierno de Enrique Peña Nieto sobre el caso, y se abre la posibilidad de conocer lo que verdaderamente ocurrió en septiembre de 2014 en Guerrero.

Tras reunirse con los padres de los normalistas desaparecidos, junto con la secretaria Olga Sánchez Cordero, el subsecretario Alejandro Encinas informó que la Universidad de Innsbruck identificó los restos de Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, a cuyos padres se les informó desde el domingo 5, y a raíz de las investigaciones de la FGR se han localizado otros restos, con base en testimonios de participantes o que conocieron el destino de los normalistas.

“Esto marca el inicio de una nueva ruta en la investigación, que no solamente ha derrumbado la mal llamada verdad histórica, sino que genera las condiciones, por los indicios, las pruebas, las investigaciones llevadas adelante para el esclarecimiento de los hechos”, puntualizó Encinas, quien rechazó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador pretenda crear otra verdad histórica con las nuevas evidencias.

“Lo dije desde un principio: la única verdad es que no hay verdad”, subrayó el funcionario, y señaló que con las investigaciones “fuertemente soportadas en evidencias y testimonios” se abre una ruta para conocer verdaderamente qué pasó con los 43 normalistas. “Nosotros no vamos a inventar una nueva verdad histórica, sino a hacer justicia”.

En conferencia de prensa, el subsecretario de Gobernación anticipó que habrá reacciones de los “defensores del viejo régimen” que buscarán descalificar los nuevos hallazgos de la FGR, específicamente del fiscal Omar Gómez Trejo, pero se llegará hasta castigar a los responsables.


43 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur