Caso de Paulina, irregularidades de un «suicidio»

De acuerdo con el reporte para 2019 de las muertes violentas de mujeres hecho por el Observatorio Feminista Contra la Violencia a las Mujeres de Chiapas, en ese año en la entidad se registraron 199 muertes violentas, de las cuales 84 fueron clasificados como feminicidios mientras que 74 fueron señalados como probables feminicidios.



Dentro de estas muertes violentas, se encuentra la de Lissette Paulina Gómez Zenteno, de 34 años, de oficio doctora en otorrinolaringología quien fue encontrada el día 21 de diciembre de 2019 en el techo de un edificio departamental ubicado en el Barrio «La Pimienta» de Tuxtla Gutiérrez, donde de manera oficial la Fiscalía General del Estado de Chiapas (FGE) mencionó que «personal de la Dirección de Servicios Periciales realizó diversas diligencias forenses y el levantamiento del cadáver para trasladarlo al Servicio Médico Forense con el objeto de llevar a cabo la práctica de la necropsia de ley».


No obstante, no ha informado ningún avance más sobre el caso. Pero la madre detalló que las autoridades le mencionaron que la causa de la muerte fue por suicidio.


Desde el primer momento del hallazgo del cuerpo de Paulina, su madre, Nora Margarita Zenteno Juárez mencionó que le dio un mal presentimiento puesto que elementos de la propia FGE le habrían hecho preguntas extrañas, como si ella le pegaba a su hija debido a que en el expediente se había asentado que Paulina traía algunos moretones en el cuerpo.


Asimismo, agregó que hacía ya un año que su hija no vivía con ella, desde que había conocido a Jesús Rafael Trujillo Silva, quien se presume, es el presunto responsable de la muerte de la doctora y a quién, señala, la FGE nunca llamó a declarar pese a que él había sido quien habría encontrado el cuerpo sin vida de la joven.


De igual forma, Zenteno Juárez narró que uno de los puntos que la Fiscalía de dejó en claro al momento de abrir el expediente por la muerte de su hija fue que ella era adicta a las drogas y al alcohol, lo que llamó su atención pues ella sabía muy bien cual era el perfil de su hija, por lo que posteriormente en los exámenes que se le entregaron, no se indicó haber encontrado presencia de sustancias tóxicas y nocivas en su cuerpo al momento de morir.


Antecedentes de Trujillo Silva


El día 20 de diciembre de 2019 a eso de las 10:30 de la noche, la madre relató haber recibido una llamada de Trujillo Silva en la que le mencionaba que había discutido con Paulina y que ya no soportaba la situación. Este hecho es lo que le llevó a sospechar, en primer momento, que había algo turbio en el supuesto suicidio que se mencionaba en la versión oficial.


Lissette Paulina Gómez Zenteno conoció a Trujillo Silva en Tijuana tiempo atrás. Según lo explicó su madre, desde la primera impresión no le pareció que él fuera el tipo de persona adecuada para su hija, sin embargo, comentó que la doctora insistía en decirle que lo quería, por lo cual ella pasó por alto esa mala impresión que le dio.


La madre mencionó que incluso, en una ocasión llegaron a hacer un viaje, en el que en su ausencia Paulina tuvo la oportunidad de confesarle que Trujillo Silva se drogaba, lo que comenzó a preocuparle debido que su hija, nunca había estado expuesta a esas sustancias ya que siempre se había dedicado a estudiar y sacar buenas calificaciones.


Cuando las mamás decimos que no nos gusta alguien es por algo, dijo. Además de que, en una ocasión, él le confesó a quién era su suegra que era originario de Michoacán y que en un tiempo había pertenecido al cártel del Golfo, por lo que su llegada a Chiapas había simbolizado para él, una salida para que no fuera asesinado por dicho grupo criminal.


Ante ello, añadió que su hija le habría comentado que su llegada también se había vuelto una oportunidad para cambiar de estilo de vida, alejándose del crimen organizado y con la esperanza de buscar un empleo, a pesar de no contar con sus estudios terminados y ser más joven que la doctora Paulina.


Traición familiar


En otra ocasión, en un viaje que la madre realizó con su hijo, hermano de Paulina, mencionó que su hermano, Enrique Zenteno Vázquez le hizo saber acerca del compromiso de Trujillo Silva y su hija, ya que en su ausencia él habría aprovechado a pedir la mano de su novia el tío de ésta, pese a que la propia madre nunca había estado de acuerdo con la relación sentimental que mantenían ambos.


La boda de Paulina habría de realizarse en los primeros meses de 2020, por lo que Paulina ya habría apartado el salón para su festejo, además de haber comprado dos vestidos para ese día y tener listos los demás detalles entorno a su ansiado enlace matrimonial con Trujillo Silva pese a la nula aprobación de su madre.


En el mes de mayo de 2019, Nora Zenteno fue a visitar al departamento a la pareja, al ver que no contestaban su llamado a la puerta decidió entrar con una copia de la llave que mantenía en su poder. Al entrar a la casa, escuchó unos gritos de su hija, mismos que provenían de la recamara.


Mi hija me dijo que Rafael la iba a soltar y cuando me acerqué a ayudarle él se me fue encima y me rompió mi celular con el que intentaba grabar un video. Me digo: pinche vieja hija de tu puta madre, ya me tienes harta. Te voy a matar, expresó.


Ante estos comportamientos violentos de Trujillo Silva de los cuales la familia de Nora tenía conocimiento, su hermano Enrique solía argumentar que eran pequeñas discusiones de pareja pero que los novios y próximos esposos siempre se había llevado bien y estaban muy contentos de haber confirmado su compromiso.


En octubre de ese mismo año, señaló que la alerta de las agresiones de Trujillo Silva siguió subiendo pues su hija siempre habría gustado de tener mascotas en su casa, por lo que en una ocasión le sorprendió cuando uno de los gatos de Paulina le fue reportado con diversos golpes y agresiones, siendo al siguiente mes que Paulina lo dio como desaparecido, en sospecha de que él la habría hecho algo.


Sospechas de feminicidio.


La noche del 21 de diciembre de 2019, Rafael Trujillo Silva sostuvo que habría encontrado el cuerpo sin vida de su prometida tras haber salido a comprar unos burritos y esquites para cenar.


Dijo que había ido a comprar algo de cenar, y que al regresar ella no se encontraba porque se había salido a dar consulta, por lo cual fue a buscarla. Al no encontrarla decidió seguirla buscando por el edificio, añadió.


Asimismo, las sospechas incrementaron porque al subir a ver el cuerpo de su hija no concordaba con la versión que él tenía, ya que la doctora no estaba maquillada, se encontraba con ropa de casa y con el cabello despeinado, además de que traía un moretón en la pierna izquierda que, de acuerdo con las propias autoridades, se lo habría hecho por permanecer mucho tiempo en una sola posición.


Pero estas pruebas presentadas por la madre dentro de la carpeta de investigación, se suman a la de unos estados bancarios de tarjetas de Banorte y Banamex que eran propiedad de su hija, en los que se veían las transacciones que supuestamente habría hecho Trujillo Silva incluso a la muerte de Paulina, fueron desechadas por la autoridad.


Ante estas irregularidades, la madre ha tenido que acudir a la Ciudad de México a buscar el respaldo de la organización “Ni una más”, a lado de Irinea Buendía para exigir a las autoridades gubernamentales que tanto su caso, como el de Jade Guadalupe, sean investigados como feminicidio, ya que los indicios dan señales de que así habría sido la muerte de su hija.

WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur