CEDH se niega Investigar a Delincuentes de la FGE

Felipe Honorio García Gómez interpuso una formal queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos denunciando en ella a funcionarios de la Fiscalía General del Estado, sin que hasta la fecha el organismo haya hecho algo.

Bueno, sí hicieron algo: la Visitadora Adjunta Regional, Margarita Martínez Rodríguez, firmó de recibido la solicitud de apoyo. Pero después de eso nada más. La queja fue interpuesta un 29 de octubre del 2020, es decir, ya casi se cumple un año y como si nada hubiese pasado. ¿Y a quiénes denunció don Felipe? A unos elementos de la Policía Ministerial de la Fiscalía Fronterizo Sierra, y a un Fiscal del Ministerio Público,  verdaderos delincuentes con credencial de dicha dependencia. "Al llegar a la fiscalía comienzo con el proceso de mi denuncia y en un momento en que el licenciado que me estaba atendiendo salió pude observar que de la fiscalía salían unas personas e identifiqué de inmediato que entre ellos iba uno de los que horas antes me había privado de mi libertad, me acerqué para cerciorarme de que era él y en efecto era el mismo sujeto, hice de conocimiento este hecho al licenciado quien sin tomarme mayor importancia me dijo que todo es un proceso y debíamos ir por etapas. Me sentí indignado, molesto y al mismo tiempo triste por saber que minorisa un hecho tan grave pero mi asombro sería mayor al poder identificar también la misma camioneta a donde por la fuerza me habían llevado ante la presencia del médico Gabriel Utrilla Carreri, y ahí confirme mis sospechas: los sujetos que me amedrentaron y me agredieron verbal y psicológicamente trabajan ahí mismo en donde yo he estado exigiendo justicia".

La Comisión Estatal de Derechos Humanos no investigó la actuación del Fiscal del Ministerio Público, José Alberto López Cortés, ni la comisión del delito de privación de la libertad cometido por estos elementos de la Policía Ministerial de la Fiscalía Fronterizo Sierra. Estos policías ministeriales podrán seguir delinquiendo en la región Fronteriza Sierra con la mayor impunidad, porque ni el fiscal José Alberto López Cortés quiso investigarlos ni la visitadora adjunta, Margarita Martínez Rodríguez, quiso mover un dedo en contra de este fiscal y de esos elementos policíacos. ¿En manos de quiénes estamos para la aplicación de la justicia? En manos de la delincuencia organizada y atrincherada en la Fiscalía General del Estado y de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

24 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731