CHIAPANECO DETENIDO POR LA POLICÍA AHORA ESTÁ DESPARECIDO. TEMEN POR SU VIDA

Osiel Sánchez López, originario del ejido de Emiliano Zapata, municipio de Bella Vista, Chiapas, está en calidad de desparecido desde el 19 de mayo de este año, cuando fue detenido por elementos policíacos municipales y posteriormente remitido a los separos de la agencia del ministerio público de Frontera Comalapa.


Después de su detención, familiares y amigos acudieron a las oficinas ministeriales para brindarle los apoyos necesarios, pero les respondieron que ahí no se encontraba.




Entonces acudieron a la policía municipal, quienes tampoco saben nada, señalando que ellos cumplieron con su deber al llevarlo ante el fiscal de dicho lugar.


Sánchez López había sido privado de su libertad por presuntamente haber despojado de un celular a una mujer, y posteriormente amarrado a un poste, con un lazo, acción realizada por particulares, quienes lo pretendían linchar.


Posteriormente acudieron elementos policíacos municipales, lo subieron a una patrulla y desde entonces no se sabe nada del detenido.




Familiares y amigos lo han ido a buscar en las oficinas municipales y estatales de seguridad, y al no hallarlo en ningún lado han iniciado su búsqueda en ríos, lagos y barrancos, con resultados negativos.


Dos hipótesis se mencionan de su desaparición: una es que se les haya muerto en la cárcel por no recibir atención médica a su diabetes (le aplican insulina diariamente) , y luego lo fueron a tirar a algún lado.


Y la segunda es que los familiares de la víctima del delito se hayan hecho justicia por propia mano, cansados de la impunidad con que se cubre a los delincuentes en la región fronteriza sierra, quienes entran en un lado y salen por el otro.


Sea lo uno o lo otro, el Fiscal General del Estafó, Jorge Luis Llaven Abarca, debe dar la cara sobre la desaparición de esta persona, pues la última vez que se le vio con vida fue en manos del sistema de procuración de Justicia.

0 vistas

©2020 por El Fronterizo del Sur