Chiapas cierra el año con 53 muertes maternas; la mayoría por Covid-19

En el Informe Semanal de Vigilancia Epidemiológica número 53, se dio a conocer que la razón de mortalidad materna calculada es de 46.6 defunciones por cada 100 mil nacimientos estimados, representando un incremento del 37.8% en la razón respecto a la misma semana epidemiológica del año anterior.



Las principales causas de defunción son COVID-19 registrando un total de 202 casos, es decir, 21.6% con virus SARS-Cov2 confirmado, para COVID-19 sin virus identificado es de 46 casos (4.9%), seguido por enfermedad hipertensiva, edema y proteinuria en el embarazo, el parto y el puerperio con un 15.1%, y hemorragia obstétrica con 13.8 por ciento.


El informe señala que, las entidades con más defunciones maternas son Estado de México con 121 casos, seguido de Chiapas con 65 casos, Puebla 51, Jalisco 49, Chihuahua y Ciudad de México con 45 cada una, en conjunto suman el 40.3% de las defunciones registradas.


Destacaron que, el grupo de edad con mayor Razón de Muerte Materna (RMM) es el de 50 a 54 años.


Notificaron cuatro defunciones de extranjeras por los estados de Chiapas, Campeche y Sonora, 3 mujeres eran originarias de Guatemala y una de Estados Unidos.


Ante este contexto, el pasado 7 de diciembre de 2020, en el conversatorio “La salud materna sigue en semáforo rojo en Chiapas”, Hilda Eugenia Arguello Avendaño del Observatorio de Mortalidad Materna en México dio a conocer que, en el estado chiapaneco se reportó una mortalidad materna de 49.9 por 100 000 nacidos vivos.


Arguello Avendaño puntualizó que, la media está en 45. 2 a nivel nacional, por lo que, Chiapas ha ocupado los primeros lugares.


Observó que, en los últimos años del periodo de 2002 al 2020, en Chiapas hubo un incremento importante en la mortalidad materna, pues en 2015 había una razón de 81.2 y en 2016 y 2017 tuvo un comportamiento igual, es decir, no mayor de 58, pero en 2018 se duplicó con un 100.57.


Debido a los datos preocupantes, Marcos Arana Cedeño, Secretario Técnico del Comité Promotor por una Maternidad Segura y Voluntaria en Chiapas dijo que, algunas de las lecciones que la pandemia ha traído consigo para la atención materna es que la atención hospitalaria del parto normal puede brindarse de manera exitosa fuera de hospitales.


Es decir, donde existen parteras, la atención del embarazo y del parto se ha reorganizado de manera espontánea ofreciendo mayores alternativas y seguridad que en las regiones en donde no están presentes o son escasas.


Con información de: Chiapas paralelo

Apoya el periodismo con perspectiva de género. Compra el libro Transición política.

FSUR

0 vistas