Chile recibió la primera tanda de vacunas de Pfizer contra el coronavirus

Las primeras 10.000 dosis de la vacuna contra el coronavirus del laboratorio Pfizer/BioNTech llegaron este jueves a Chile, para ser aplicarlas inicialmente al personal médico de las regiones más afectadas por los contagios en este país de 18 millones de habitantes. Arribaron en un vuelo de Latam a las 6:47, hora local (9:47 GMT).



El presidente, Sebastián Piñera, estuvo presente en el aeropuerto y llamó a sus compatriotas a vacunarse: “Es segura y eficaz”, destacó.


El lote ahora es transportado hasta el centro de distribución, ubicado en Santiago, en cajas con hielo para mantener la temperatura de las dosis a -70º, para luego distribuirse entre la capital y las sureñas regiones de La Araucanía, Biobío y Magallanes, las más afectadas por la pandemia.


Ayer, Piñera había informado que se comenzarán a aplicar este mismo jueves. “Estamos listos y preparados para poder iniciar un proceso de vacunación”, afirmó al anunciar el despegue del avión con estas primeras dosis.


Las autoridades indicaron que la vacunación será un proceso gradual en este país, uno de los más afectados por la pandemia en América Latina, con casi 600.000 contagios y más de 16.000 fallecidos confirmados, cifra que supera los 21.000 con los casos sospechosos.


Según Piñera, Chile logró asegurar una provisión de 30 millones de dosis de la vacuna, lo que le permitiría inocular a 15 de los 18 millones de habitantes del país durante el primer semestre de 2021.


De acuerdo al mandatario, el país logró garantizar 10 millones de dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech e igual cantidad con Sinovac. Otros 10 millones fueron comprometidos tras acuerdos alcanzados con los laboratorios AstraZeneca-Oxford, Janssen de Johnson & Johnson y la iniciativa global COVAX.


Las primeras 10.000 dosis se usarán para vacunar a 100% del personal médico que trabaja en Unidades de Tratamiento Intensivo con pacientes críticos en las regiones de La Araucanía, Biobío y Magallanes, en el sur de Chile, y a un tercio del personal médico en la Región Metropolitana, donde vive cerca de la mitad de la población total del país.


En una segunda etapa se vacunará al resto del personal de salud, a los adultos mayores y los enfermos crónicos, quienes son los que tienen mayor riesgo en caso de contagio; luego otras personas de riesgo, para al final ampliarla a la población en general.


“Nuestra intención es que el grueso del grupo crítico de mayor riesgo, (...) de aproximadamente cinco millones de personas, los podamos vacunar durante el primer trimestre del próximo año, y que al grueso de la población de nuestro país, cerca de 15 millones de chilenos y chilenas, los podamos vacunar durante el primer semestre del próximo año”, enfatizó Piñera.


Imágenes de centenares de personas aglomeradas sin guardar la distancia de seguridad a las puertas de distintos almacenes de venta al por mayor en el centro de Santiago y en varios barrios de la periferia, llevaron a varios alcaldes a exigir el cumplimiento de las medidas sanitarias.


“Estamos muy preocupados por las grandes aglomeraciones. Les pido por favor, cuidarse y cuidar a nuestras familias. El mejor regalo en estas fiestas, es estar sanos y vivos”, afirmó Evelyn Matthei, edil de Providencia, al este de Santiago.


La Región Metropolitana, que alberga la capital y en la que viven más de 7 millones de personas, pasará las fiestas de Navidad y Año Nuevo en cuarentena, ante un aumento de un 15 % en el número de contagios nuevos diarios en las últimas dos semanas.


Según informaron las autoridades, sí estarán permitidos los desplazamientos para reuniones en el interior de domicilios de un máximo de 15 personas con toque de queda ampliado que comenzará a las 2:00 hora local aunque estarán prohibidos los traslados interregionales.


En el resto de Chile, las restricciones para las fiestas de Navidad y Fin de Año variarán en función de la epidemiología del virus. En las zonas con una situación favorable se podrán hacer reuniones de hasta 30 personas, y en las peores, algunas ciudades aisladas del sur, regirá confinamiento obligatorio.


Además, desde el próximo 26 de diciembre, se adelantará el toque de queda en todo el territorio a las 22:00 hora local, en vez de las 00:00 hora local, y regirá hasta las 5:00 hora local.


Con información de: Infobae

Apoya el periodismo con perspectiva de género. Compra el libro Transición política.

FSUR

7 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731