Colectivas feministas y estudiantes de la Unach informan que el paro continúa

Tuxtla Gutiérrez, Chiapas / Redacción.- Estudiantes de diferentes Facultades de la Universidad Autónoma de Chiapa (Unach) iniciaron un paro de labores después de marchar el 2 de febrero, exigir seguridad en la universidad y justicia por el feminicidio de la médico Mariana Sánchez Dávalos, estudiante de dicha institución.

Esta tarde las colectivas feministas Neuronas, Brujas y Dalias realizaron un comunicado para esclarecer la postura de los y las estudiantes, afirmaron que el paro continúa hasta que sus peticiones sean atendidas y se esclarezca el caso de Mariana. Informaron que durante dos semanas estuvieron en espera de una respuesta a sus demandas por parte de las autoridades universitarias. Ayer 11 de febrero las Unach realizó una invitación a las colectivas, a la cual se presentaran hasta que se garantice la seguridad de las participantes, debido “a la premura del citarorio y a la incertidumbre de las condiciones que nos recibirían, accederemos al dialogo siempre cuando la Unach garantice la seguridad e integridad de las asistentas, así como las exigencias que se encuentran en el pliego petitorio”, mencionaron. Las exigencias de los y las alumnas son: una investigación exhaustiva para responsabilizar a todas las autoridades que fueron omisas en el caso de violencia contra Mariana Sánchez; la destitución del personal administrativo directora de la Facultad de Medicina , Ana María Flores García y el encargado del Servicio Social, Carlos Alberto López Jímenez, quienes ya fueron removidos pero continúan en la plantilla de la universidad; la atención inmediata de los y las prestadoras de servicio que hayan denunciado algún tipo de violencia con el fin de salvaguardar su vida e integridad física o emocional; una disculpa pública por parte del Rector Carlos Faustino Natarén Nandayapa de y los administrativos antes mencionados. Así como la admisión de un nuevo Protocolo de Acción contra el Acoso, el cual se debe ajustar a las necesidades y realidades de las estudiantes, deberá ser certificado por instituciones federales e internacionales; que el personal de la Unach sea capacitado y evaluado con perspectiva de género de manera constante como requisito de su permanencia. Que no haya represalias contra estudiantes que participaron en las movilizaciones para denunciar las negligencia de la Unach y exista seguridad y condiciones dignas al realizar su Servicio Social, dentro y fuera de sus localidades. Todas las peticiones deben ser parte del la Ley Orgánica de la Universidad y mesas de trabajo. Por otro lado informaron e invitaron a la comunidad estudiantil a abrir un espacio de diálogo con el fin de establecer las posturas y levantar la voz sobre sus inconformidades “hacer las observaciones de lo mucho que perjudicaría al movimiento reanudar las clases. Es importante recordarles que nuestras peticiones no han sido atendidas y que el esclarecimiento del caso de nuestra compañera mariana tampoco se ha llevado a cabo. Levantar el paro de esta forma haría que la Unach y su rector sigan ignorando nuestras exigencias”.

4 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731