Compraventa de IMPUNIDAD en la Fiscalía Altos

Una bestia con ropa de hombre, quien responde al nombre de Darinel Ortega Vázquez, golpeó a Suleyma del Rocío brutalmente hasta dejarla inconsciente. Ya han pasado los años y el agresor sigue libre, feliz, campante.



Tiene su domicilio en el barrio San Antonio Yola, muy cerca de la bomba, en la cabecera municipal de Las Rosas, Chiapas, por si los fiscales del ministerio público le quieren llevar su cafecito con pan o su yogurt de fresa.


¿Cómo se le llama a eso, señor Olaf Gómez Hernández? ¿Impunidad? Bueno, también se le puede llamar complicidad con la delincuencia.


La Fiscalía General del Estado es un cero a la izquierda cuando de procurar la justicia de trata.



Pero, peor aún, cuando las víctimas son mujeres pobres. A ellas ni caso les hacen.


¿Quién fue el fiscal del ministerio público que tuvo a su cargo la investigación? Eso lo puede responder el ex titular de la Fiscalía de Distrito Altos, Gustavo Coutiño Flores, donde no se persiguen los delitos graves, aunque sean de investigación oficiosa.


Los funcionarios de la Fiscalía Altos recibieron dinero, se hicieron de billetes extras, de mucho dinero, a costa de la integridad física de una mujer.


El agresor fue un conductor de mototaxis y el dinero para los funcionarios del Distrito Altos lo juntaron entre todos los mototaxistas, para comprar impunidad, la misma que venden todos los días del año, de cada año los funcionarios de la Fiscalía General de Chiapas.



El que más dinero aportó para la compraventa de impunidad fue el dueño del mototaxi, José Hernández, del barrio Santa Cecilia, quien ni siquiera fue investigado.


Con dinero baila el perro, con dinero comen los fiscales corruptos, con dinero de la delincuencia se compran lujosas camionetas, armas de fuego, casas, ranchos. Y no les da vergüenza.


Por eso la ciudadanía chiapaneca ya no cree en las instituciones procuradoras e impartidoras de justicia. Creen más en la ley del Talión, en el ojo por ojo, en el diente por diente, en el vida por vida.


La víctima es del municipio de Las Rosas, el victimario también. Los que reunieron el dinero para comprar al fiscal del Ministerio Público igual y donde se han dado casos de linchamiento, quemar en vida a una persona con fuego y gasolina hasta matarla, también es en este lugar.


¿Va a seguir alimentándose la cultura de la impunidad? Por supuesto que sí. ¿Van a seguir los linchamientos con fuego y gasolina? Claro que sí. Es la Cuarta Transformación chiapaneca.


Por eso, mujer, no te quedes callada. Mi número de celular es el 9631371713.

71 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur