Compraventa de IMPUNIDAD en la Fiscalía Altos

Una bestia con ropa de hombre, quien responde al nombre de Darinel Ortega Vázquez, golpeó a Suleyma del Rocío brutalmente hasta dejarla inconsciente. Ya han pasado los años y el agresor sigue libre, feliz, campante.



Tiene su domicilio en el barrio San Antonio Yola, muy cerca de la bomba, en la cabecera municipal de Las Rosas, Chiapas, por si los fiscales del ministerio público le quieren llevar su cafecito con pan o su yogurt de fresa.


¿Cómo se le llama a eso, señor Olaf Gómez Hernández? ¿Impunidad? Bueno, también se le puede llamar complicidad con la delincuencia.


La Fiscalía General del Estado es un cero a la izquierda cuando de procurar la justicia de trata.



Pero, peo