Con 22 mil casos activos y más de 17 mil muertes, 16 estados pasan a “fase naranja” de semáforo


*“Ya pasó lo más difícil”, López Obrador

22 mil casos activos y más de 17 mil muertes 1

Ciudad de México, 14 JUN (proceso.com.mx).-A dos semanas de iniciada la llamada nueva normalidad y en la antesala a que 16 entidades del país pasen al nivel naranja (alto) del semáforo epidemiológico, México superó los 17 mil fallecimientos y los 146 mil contagios confirmados de covid-19.

De acuerdo con el reporte presentado por el subsecretario Hugo López-Gatell, en las últimas 24 horas se han registrado 269 muertes por covid-19, por lo que ya suman 17 mil 141 desde el inicio de pandemia.

El funcionario señaló, sin embargo, que hasta este domingo hay otras mil 531 muertes que podrían haber ocurrido por esta enfermedad.

En tanto, las autoridades de Salud notificaron que detectaron 4 mil 147 nuevos contagios en el último día, por lo que los casos confirmados acumulados se elevaron hasta los 146 mil 837.

No obstante, 22 mil 398 personas representan la epidemia activa, es decir, son aquellas personas que comenzaron síntomas propios del covid-19 entre el 1 y 14 de junio.

A nivel mundialMéxico se posiciona como catorceavo país con más casos de coronavirus

En cuanto a muertes derivadas de complicaciones por esta enfermedad, el país se mantiene en la séptima posición en cuando a naciones con más fallecimientos,  solo por debajo de Estados Unidos, Brasil, Reino Unido, Italia, Francia y España.

 Este lunes, de acuerdo con los parámetros fijados por las autoridades, Aguascalientes, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Coahuila, Durango, Guanajuato y Jalisco pasarán del nivel rojo (máximo) al naranja (alto) en el semáforo epidemiológico.

En esa misma circunstancia están Michoacán, Nuevo León, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas, Yucatán y Zacatecas.

En tanto, Baja California, Chiapas, Ciudad de México, Colima, Estado de México, Guerrero, Hidalgo y Morelos permanecerán en la fase roja (máxima alerta) del semáforo epidemiológico.

Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Veracruz también seguirán en alerta máxima.

¿Qué significa el paso a la fase naranja?

Este lunes, 16 de los 32 estados del país pasarán a la fase naranja del semáforo epidemiológico implementado por las autoridades de Salud.

Esto quiere decir que, mientras el semáforo esté en ese nivel, además de las actividades esenciales, se permitirá que las empresas de actividades no esenciales trabajen con el 30% de su personal; además, se podrán abrir espacios públicos abiertos con un aforo reducido.

Específicamente, los hoteles (incluidas sus áreas comunes), restaurantes, cafeterías, parques, plazas y espacios públicos abiertos podrán tener una ocupación máxima del 50% de su capacidad.

También mercados y supermercados podrán operar con un 75 por ciento de su aforo aunque, al igual que en el nivel rojo, sólo puede entrar una persona por familia.

Peluquerías, estéticas, barberías, albercas, gimnasios, centros deportivos, spas y centros de masajes pueden operar a la mitad de su capacidad pero sólo con citas previas.

En tanto, cines, teatros, museos, eventos culturales de hasta 500 localidades, centros comerciales y centros religiosos (iglesias, templos, sinagogas, mezquitas, etc.) podrán comenzar a operar pero sólo al 25 por ciento de su capacidad máxima.

Los eventos deportivos profesionales se pueden llevar a cabo a puerta cerrada.

Las autoridades de Salud reiteraron que en esta fase del semáforo epidemiológico los eventos masivos y centros recreativos como conciertos, parques de diversiones, balnearios, ferias, centros nocturnos, bares y salones de eventos siguen suspendidos.

Cabe destacar que las fases del semáforo epidemiológico no son permanentes, es decir, las que hoy están en naranja podrían volver al estado de alerta máxima, dependiendo de las medidas que los gobiernos estatales y sus habitantes sigan.

“Ya pasó lo más difícil”, López Obrador

El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró este domingo que México ya pasó la etapa más difícil de la pandemia de COVID-19.

"No es echar al vuelo las campanas, no es cantar victoria, pero considero que ya pasó lo más difícil, lo más riesgoso", manifestó en un mensaje videograbado desde su oficina en Palacio Nacional.

El mandatario basó su consideración en una gráfica, que presentó anoche el subsecretario Hugo López-Gatell, que muestra sin el confinamiento decretado, los casos de COVID-19 en el Valle de México se hubieran disparado a finales de marzo y todo abril y la epidemia, dijo, hubiera rebasado al sistema de salud pues no se contaban con las camas suficientes

Reiteró que después de todo lo que ya se conoce sobre el virus, los mexicanos pueden salir a las calles, cuidándose a sí mismos, con libertad, para no contagiarse

"Vamos a realizar nuestras actividades, como siempre, vamos a sentirnos seguros, no tener miedo, no actuar con temores porque ya sabemos que debemos mantener la sana distancia, la higiene, ya es un asunto de nosotros", manifestó. 


0 vistas

©2020 por El Fronterizo del Sur