Ejército Zapatista confirma 12 bajas asociados a Covid-19

*No son culpa de la 4T o de la oposición, de neoliberales o neoconservadores, de chairos o fifís, de conspiraciones o complots. Pensamos que debimos haber extremado más todavía las precauciones, expresó el Subcomandante.



El Ejército Zapatista de Liberación Nacional dio a conocer que, tras el cierre de sus caracoles por la pandemia, registraron la defunción de 12 zapatistas, por lo que agradecieron el apoyo y asesoría de científicos y que hasta ahora han podido superar la crisis provocada por la pandemia.


Dijo que el zapatismo optó desde el inicio de la pandemia por la prevención y la aplicación de medidas sanitarias que, en su momento, fueron consultadas con científicos que los orientaron y ofrecieron, sin titubear, su ayuda.


Después de 6 meses de la implantación de esas medidas (cubrebocas o su equivalente, distancia entre personas, cierre de contactos personales directos con zonas urbanas, cuarentena de 15 días para quien pudo haber estado en contacto con contagiados, lavado frecuente con agua y jabón), lamentamos el fallecimiento de 3 compañeros que presentaron dos o más síntomas asociados al Covid 19 y que tuvieron contacto directo con contagiados, dijo el Subcomandante Insurgente Moisés.


Y que otros 8 compañeros y una compañera, quienes murieron en ese período, presentaron uno de los síntomas.


“Como carecemos de la posibilidad de pruebas, asumimos que el total de los 12 compañer@s murieron por el llamado Coronavirus (científicos nos recomendaron asumir que cualquier dificultad respiratoria sería Covid 19), agregó.


Dijo que estas 12 ausencias son responsabilidad de ellos.


Pese a las bajas, el Subcomandante comentó que actualmente, con la falta de esos 12 compañeros a cuestas, mejoraron en todas las comunidades las medidas de prevención, ahora con el apoyo de Organizaciones No Gubernamentales y de científicos que, a título individual o como colectivo, los orientan en el modo de afrontar con más fortaleza un posible rebrote.


El líder comentó que decenas de miles de cubre bocas (diseñados especialmente para evitar que un probable portador contagie a otras personas, de bajo costo, reusables y adaptados a las circunstancias) se han distribuido en todas las comunidades y otras decenas de miles más están siendo producidos en los talleres de bordado y costura de insurgentes y en los poblados.


El uso masivo de cubrebocas, las cuarentenas de dos semanas para quienes pudieran estar infectados, la distancia y el lavado continuo de manos y rostro con agua y jabón, y evitar en lo posible salir a las ciudades, son medidas recomendadas incluso a herman@s partidistas, para contener la expansión de contagios y permitir el mantenimiento de la vida comunitaria, concluyó.


El doctor Luis Enrique Fernández Máximo se enteró de la alerta roja del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) a través del Internet. Se alejó de la clínica autónoma zapatista de la comunidad de Las Tazas, donde colabora, y compró una ficha que permite conectarse a la red hasta en esta zona de la Selva Lacandona donde no hay señal. Desde que dejó Tlaxcala para trabajar con la organizacion no gubernamental Sadec (Salud y Desarrollo Comunitario) en esta comunidad, el joven doctor descubrió no sólo que le encantan la vida sencilla y los silencios nocturnos de la selva, sino que su real necesidad de conectarse al Internet es de un par de horas por semana.


Era el 16 de marzo de 2020 y en México había sólo 82 personas positivas al coronavirus. Luis Enrique Fernández leyó en su celular el comunicado del EZLN:


“Considerando la amenaza real, comprobada científicamente, para la vida humana que representa el contagio de covid19; considerando la frívola irresponsabilidad y la falta de seriedad de los malos gobiernos”, escribe el Comité Clandestino Revolucionario Indígena (CCRI) – Comandancia General del EZLN.

20 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur