El Maestro Pola se Declarará Culpable

Por fin le toca una estrellita a la Fiscalía General del Estado: el caso del Maestro Pola, de la UNICACH, podría cerrarse con triunfo en los próximos días. No soy enemigo del Ministerio Público, como se me señala, aunque tampoco me molesta.



Lo anterior porque en la audiencia intermedia realizada este 17 de febrero el Maestro Pola planteó la posibilidad de asumir su responsabilidad de los hechos que se le imputan, a través de sus abogados, y acogerse a la aplicación de un procedimiento abreviado. La hubiera asumido hace cuatro años y no habría aparecido en tantas notas


El Maestro Pola quiere declararse culpable y conseguir con ello los beneficios que otorga el Código Nacional de Procedimientos Penales, a saber: la reducción de la pena impuesta por el juez. Está en su derecho.


Falta que la víctima no presente oposición, pero ya sabemos que dicha objeción no necesariamente tiene que ser vinculante para el juez, quien puede declararla infundada


Sin embargo el Ministerio Público no podrá solicitar la reducción de hasta una mitad de la pena mínima porque la media aritmética sí excede de cinco años de prisión.


El Código Penal de Chiapas, en su artículo 242, señala que al que cometa el delito de abuso sexual, se le impondrá pena de cinco a

nueve años de prisión y se aumentará en una mitad más en su mínimo y en su máximo cuando se hiciere uso de la violencia física o moral.


Y en este caso hubo forcejeo, ella intentando quitarse y él utilizando su fuerza física para obligarla, por un lado, y hubo violencia moral, por el otro, ya que el Maestro Pola estaba aprovechándose que la víctima no era una trabajadora sindicalizada, porque estaba como interina, mientras que él tenía un alto nivel jerárquico.


Por tanto la media aritmética sube a más de diez años, porque la agravante lo coloca con una pena de más de 7 años como mínimo y más de 13 años como máximo. Respetar a las mujeres es importante y los hombres debemos aprenderlo.


En conclusión, el Ministerio Público sólo podrá solicitar la reducción de hasta un tercio de la pena mínima; con ello podría ahorrarle al acusado dos años y cuatro meses de prisión nada más, debiendo permanecer con pena corporal más de cinco años, como mínimo. Que no se quiera hacer de chivo los tamales.


Ahora bien, si la oposición de la víctima sólo será procedente cuando se acredite ante el Juez de control que no se encuentra debidamente garantizada la reparación del daño, la pregunta es: ¿cómo se pretende reparar el profundo daño causado a la víctima, quien no puede evitar el llanto cada vez que se le hace recordar aquel feo episodio? Esto es importante clarificarlo desde antes.


Y una más:


¿Se le dejará a salvo su derecho de acudir ante un juez civil por el daño moral ocasionado?

397 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur