El papel de los hombres en el feminismo

Por Irlanda Varenka

¿Puede un hombre ser feminista? Es una pregunta que, últimamente, vemos mucho en redes. Aunque interesante, a mí me gustaría más hacer otra: ¿qué pueden aportar los hombres al feminismo?



Se sabe que el feminismo es un movimiento por y para mujeres y, en ese tenor, es de suma importancia conservar el protagonismo de las mujeres dentro del movimiento. Es tiempo de empezar a ver a las mujeres al mando de la lucha por sus derechos, liderando.


Entonces, ¿cómo pueden contribuir los hombres aun desde su privilegio*?

Un hombre puede convertirse en aliado en situaciones machistas que presencia en su día a día, como, por ejemplo, comentarios o actitudes donde puede intervenir fácilmente.


Considero vital dejar de normalizar este tipo de acciones porque, aunque no lo parezca, así se comienza a hacer el cambio. Un ejemplo simple sería cuando escuches a algún amigo hipersexualizando a una menor de edad.

Así tenga 17 años, sigue siendo menor de edad.

La pedofilia es una de las conductas machistas más normalizadas en nuestro país y tenemos que señalar cada comentario y la gravedad de este por más pequeño que parezca. Debemos hacer entender a la persona en cuestión que sus palabras perjudican más esta situación.


Si tú como hombre estás interesado en ser un aliado para el movimiento, tu lugar debe empezar contigo mismo.

Analízate. Investiga. Lee sobre, por ejemplo, los micromachismos y qué significa realmente tener una masculinidad sana.


Para empezar a erradicar el problema, primero se tiene que entender bien de lo que se habla. Como tratamos con actitudes muy normalizadas, muchas personas son incapaces incluso de reconocerlo como problema.


El hombre herido lastima y, con el afán de ocultar lo que siente, muchas veces recurre a la ira y a la cerrazón.


Empecemos dejando esta idea retrógrada de que si un hombre no se presenta como el más fuerte y viril no es lo “suficientemente hombre”.

Un hombre sano es aquel que procura y cuida a TODAS las mujeres y no solamente a las de su familia por obligación inmediata.


Para entender el feminismo uno tiene que entender necesariamente al machismo. Debemos tener en cuenta que conocer el verdadero discurso feminista es también un privilegio de clase, disponible muchas veces solo para personas altamente educadas y usualmente materialmente privilegiadas.


Existen personas que, debido a ello, no han escuchado el mensaje, muchos de los cuales lo rechazan porque aún no saben de qué trata realmente.


La aclamada escritora feminista Bell Hooks define al machismo en su libro El feminismo es para todos como un sistema patriarcal institucionalizado, y no al hombre como un problema. Así, quizá podemos entender con más facilidad que toda acción y pensamiento machista es, en realidad, el problema.


*Estamos tan acostumbrados al orden social, que a veces nos es difícil reconocerlos, puesto que siempre ha sido así. Pero es algo muy real, tanto que hoy en día el ingreso anual promedio de la mujer es 54.5% más bajo, situando así a México en el 3er lugar con la brecha salarial más alta de los 37 países que conforman la OCDE. (entendamos que esta brecha existe únicamente por diferencia de género.) Por mencionar solo uno de los tantos privilegios que benefician al sector masculino.


Irlanda Varenka

IG @allthefallentrees

114 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur