En 2016, CFE dio contrato por 307 mdp a empresa investigada en EU por sobornos

La transnacional holandesa Vitol, que es acusada por Estados Unidos de pagar sobornos a funcionarios de Pemex entre 2015 y 2020, cobró a la CFE 16.8 millones de dólares (307.3 millones de pesos) por un contrato que le adjudicó la paraestatal eléctrica bajo la dirección de Enrique Ochoa Reza, hoy diputado federal del PRI que busca la reelección.




Otorgado el 8 de abril de 2016, el contrato comprometía a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) a comprarle a Vitol S.A. cargamentos de gas natural licuado para la generación de energía, mismos que serían entregados en el puerto de Manzanillo, Colima. El monto total pagado por la paraestatal a Vitol no se conocía hasta ahora, luego de que Animal Político obtuvo la cifra mediante solicitudes de información.


El contrato, identificado con la clave DM-SE-GNL-003-16, fue suscrito por Javier Gutiérrez Becerril, subdirector de Modernización de la CFE, y José Guadalupe Valdez García, subdirector de Energéticos, ambos investigados por autoridades federales por su presunto involucramiento en los negocios de gasoductos que el presidente Andrés Manuel López Obrador calificó de “leoninos”, por beneficiar a la empresa en perjuicio del Estado mexicano.


El apoderado legal de la empresa holandesa, Javier Alejandro Aguilar Morales, fue quien cerró el contrato con la CFE, mismo que se pagó en dólares. Aguilar es el principal acusado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de pagar sobornos a altos funcionarios de Pemex a fin de asegurar la continuidad de los negocios de Vitol en México.


Según la acusación de Estados Unidos, los aproximadamente 600 mil dólares en sobornos fueron pagados entre 2015 y 2020, esto es, en la segunda mitad del gobierno peñista y en los primeros dos años de la actual administración de López Obrador.


Ochoa Reza renunció como director el 8 de julio de 2016, exactamente tres meses después de la asignación contractual a Vitol.


En respuesta a una solicitud de información de este medio, el hoy diputado federal del PRI defendió que en 2016 no se podía saber que la empresa sería acusada de corrupción años después. Sin embargo, es un hecho que el contrato le fue adjudicado en el mismo periodo en que, según la justicia de EU, el proveedor se dedicó a pagar sobornos en México.


“En 2016, Vitol no tenía observación alguna por autoridad mexicana o extranjera. Era imposible, para los funcionarios que honraron el contrato firmado, saber en 2016 que Vitol tendría señalamientos en 2020 por otras actividades no relacionadas a su actividad con CFE”, refirió Ochoa Reza.


La empresa holandesa ganó el contrato con CFE por invitación restringida. Ochoa dijo que a lo largo de 2016 hubo siete compras de gas natural licuado asignadas a diversos proveedores y que Vitol sólo ganó uno de los contratos, tras ofertar un precio competitivo.


“Ante la insuficiente producción de gas natural de Pemex, la CFE realizó un proceso de licitación internacional, competitivo y transparente para abastecer gas natural licuado al país. Dicho proceso se llevó a cabo en marzo de 2016 para 7 ventanas mensuales a lo largo de ese año, para entrega en la terminal de Manzanillo.


“Vitol participó con ofertas en tres ventanas y ofreció el precio (…) más barato en una de ellas. Las demás ventanas mensuales las ofertaron a menor precio otras empresas. Todas las ofertas presentadas se acreditaron ante Notario Público. Vitol suministró el gas natural licuado al precio contratado en la ventana del mes correspondiente. Una vez entregado el producto, la CFE le pagó el valor de ese contrato”, expuso Ochoa.


Con información de: Animal político

Apoya el periodismo con perspectiva de género. Compra el libro Transición política.

FSUR

5 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur