FEMINICIDA POTENCIAL EN CACAHOATÁN

La fiscal del ministerio Público de Cacahoatán, Cinthia Berenice Escobar, sigue protegiendo a delincuentes, como es el caso del potencial violador sexual, Rodrigo Velázquez, a quien dejó libre nada más porque esa fue su gana.



La historia es la siguiente, relatada en primera persona por la víctima:


"El pasado viernes 23 de abril, Sali de mi casa en la Comunidad Zacatera, municipio de Cacahoatán, y me dirigía a la casa de mi tía, a un costado de la iglesia adventista, del ejido Progreso.



"Mi abuelo se encontraba en la junta de Alcohólicos Anónimos donde da platicas.


"En la calle principal me encontré a un sujeto, quien me jaló de los cabellos, me tiró en la calle, donde se bajó los pantalones e intentó quitarme el pantalón que, estaba muy fijada.



"El sujeto me volvió a golpear, intentó ahorcarme; como pude logré zafarme y corrí, pero fui alcanzada y de nueva cuenta intentó meterme al cafetal, donde perdí una uña, y ante lo gritos de auxilio, salió un vecino y le pegó con un foco de mano.


"Fue en ese momento que salió corriendo, se subió a una moto de pasaje y se fue hacia el ejido El Águila.



"Me quedé desmayada y, al conocer los hechos, los vecinos fueron tras el sujeto y fue detenido en la entrada del ejido El Águila; no fue golpeado, solo se le pidió el auxilio a la comandancia de la policía municipal, quienes no llegaron hasta las 11 de la noche, por la distancia a la comandancia que se encuentra en la cabecera municipal de Cacahoatán.


"Con los golpes en la garganta, la uña rota y los morados del cuerpo, me presentaron hasta las 12 a la agencia investigadora del ministerio público, con la fiscal Licenciada Cintia Berenice Escobar, quien dijo del sujeto que me había golpeado que solo sería detenido por una falta administrativa, que no había otro delito que perseguir.


"La funcionaria, con voz prepotente, me dijo que no había delito y las lesiones tardaban menos de 15 días, si yo tenía dinero contratara un abogado, o que mejor desistiera, ya que no había sido violada.


"Hoy quiero preguntarle a la Fiscalía General del Estado, ¡donde quedan los derechos humanos de nosotras las mujeres? La fiscal quería que este sujeto, Rodrigo Velázquez, me violara para hacer justicia, o me matara para hacerme justicia?


"Uno de los pretextos para no trabajar, fue que no había flagrancia en el delito, y que el detenido fuera llevado por una falta administrativa".


¿Cuándo vamos a cambiar las historias de corrupción, abuso de poder y tráfico de influencias en Chiapas?



Que la agresión sufrida por esta mujer sea castigada conforme a derecho, que los funcionarios que estén a cargo de una oficina hagan su trabajo y que entiendan el dolor de las mujeres que han sufrido actos de violencia para que no se conviertan después en una más de las estadísticas de feminicidio en Chiapas.

24 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731