Funcionario de la Fiscalía Distrital Palenque exige dinero a madre de menor violada

José Estrada.

Palenque; Chiapas.


Cómo si no fueran suficientes los daños psicológicos y emocionales que vive una madre de familia de escasos recursos económicos tras la agresión sexual que recibió una de sus hijas, que la orilló, incluso, a modificar sus actividades cotidianas al grado de dejar de ir a trabajar para estar pendiente de la víctima, a quien observan con tendencias suicidas; ahora, debe buscar la manera de reunir más de 20 mil pesos para que los empleados de la Fiscalía del Distrito Selva den cause al expediente y puedan asegurarle que el presunto agresor, quién fue plenamente identificado por la víctima tras ser entregado a las autoridades, será castigado conforme a derecho.



Más que un acto de corrupción, de los muchos que han sido denunciados y, por desgracia, solapados por los fiscales en turno, quienes, al parecer, ni siquiera llevan a cabo investigaciones internas para deslindar responsabilidades y poner un alto a los abusos que se siguen cometiendo en contra de quienes acuden a la instancia en la procuración de justicia, esto puede catalogarse como un acto inhumano, de abuso moral, ya que, en la obtención de un beneficio económico quienes fungen como ministerios públicos utilizan sus cargos para intimidar a la madre de la víctima, extorsionándola, “con dejar ir al presunto culpable si no les proporciona los recursos económicos para llevar a cabo las diligencias ante las instancias correspondientes, caso contrario, el agresor sexual podría quedar libre en pocos meses”.


Este tipo de abuso de autoridad, señalan familiares de la víctima, mantiene en la zozobra a su madre quien vive de la venta de maza y tortillas, debido a que hace todo lo económicamente posible para que la niña pueda recuperar su auto estima ya que las secuelas de la violación le han quitado -advierten literalmente- las ganas de vivir, por lo que, ha dejado de cubrir otras necesidades básicas en su hogar ya que, ante el temor de que la menor atente contra su vida, no asiste continuamente a trabajar.


Su preocupación es, ahora, conseguir el recurso para que el presunto agresor sexual sea juzgado. Sin embargo, a pesar de que este tipo de delito se debe seguir de oficio, los funcionarios dejan a un lado sus responsabilidades y ponen en manos de la frustrada ama de casa la posibilidad de pagar, o no, por sus servicios para que el agresor sea sentenciado o quede en libertad.


A través de esta denuncia pública, los familiares de la víctima hacen un llamado a las autoridades competentes, dado el caso del fiscal distrital, Rodolfo Cruz Castillo; así como, a la titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Martha Gutiérrez Koller, para que tomen cartas en el asunto a fin de que no se violenten los derechos constitucionales de las víctimas y puedan recibir justicia.

52 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur