Justicia por propia mano, un síntoma de una sociedad sin Estado de derecho

Roger Laid


Punto y Coma


JUSTICIA POR PROPIA MANO


La Justicia en mano propia, esa es la que estamos observando ante la falta de autoridad y aplicación del esta de derecho en el país, donde sueltan a un narco y encierran a un doctor, donde, sino estoy con ellos estoy contra él, donde los usos y costumbres son un pretexto para delinquir y negociar.





La impunidad es un problema arraigado en el territorio mexicano: solo el 9 % de los crímenes se castigan, según el Instituto para la Economía y Paz (IEP). De ahí que en muchas comunidades, ciudades y estados el miedo derive en hartazgo y la creación de un nueva ley social avalada por el grueso de ella y es justicia por mano propia, generando con ello más violencia.


Como es del conocimiento de todos, un ladrón que pretendía asaltar a unos pasajeros de una combi colectiva fue tundido a golpes y abandonado desnudo en una de las calles de la urbe. Nadie lo denunció, ahora él o la familia podría denunciar y es aquí donde se observa la falta de confianza de la población en sus sistemas de protección y justicia ha derivado en fenómenos como el surgimiento de las autodefensas (grupos paramilitares de pobladores establecidos contra células del crimen organizado) y las más sórdidas ocurrencias para linchar a alguien, desde luego la alianza de la sociedad para defenderse inicia a pasos agigantados.


Hay letreros en las entradas a colonias como “Si te vemos te linchamos” “te estamos grabando” “Colonos unidos” entre un sinfín de carteles que amedrentan al delincuente. Sin embargo, los linchamientos persisten los casos han sido la ineficiencia de los cuerpos de seguridad mexicanos ante las masas enardecidas.


“Si he insistido en el tema de la justicia por propia mano es porque lo considero de enorme importancia y porque creo que está disminuido y confinado a la nota roja, lo cual es un fenómeno que implica la construcción de una procuraduría general de la justicia a la fuerza, una parainstitución popular que por desgracia no lleva trazas de aminorar…” Carlos Monsiváis escribe en un texto en aportación a la CNDH intitulado “Justicia por propia mano.

Las opción para poder frenar este flagelo es sencillo pero a la vez difícil de accionar, combatir la corrupción, si pero quienes la pueden combatir serian conocedores del tema y no aprendices o representantes de pagos de factura que llegaran a una institución o peor aún, porque fueron peones en la 4T y no olvidemos los centro de Control de Confianza que no se conviertan en elefantes blancos porque ya hay mucha evidencia policías delincuentes y siguen en activo. ¿Está fallando el filtro?



MIENTRAS EL MANDATARIO…


En alrededor de las tres décadas que le antecedieron al tabasqueño para acceder a la presidencia de la República, los surcos de su trayectoria están salpicados de derrota tras derrota, de alianzas ocasionales amigos de mentiras y enemigos de verdad, el hilo de sangre que se queda atrás es rastreable, la cual es petrifico y está ahí latente como pintura rupestre en su vida política.


Esta sangre es la que persigue el olfato del mandatario federal que, como el animal político que es, continúa siguiendo esas huellas a donde le pusieron obstáculos. Así, en la actualidad no es justicia lo que persigue en su trillado discurso anticorrupción, sino venganza: El mandatario no olvida cada punto intermedio a su llegada a la presidencia de la república, esa neblina en su camino obstruye una visión estratégica que permita administrar las obras y priorizarlas y no tratar de hacer un monumento al ego.


Y es que no se observan obras y el presupuesto es razonable que en cantidades podemos decir que lo mismo que recibió para el ejercicio presupuestal en 2019, fue lo mismo para el 2020 ¿Entonces dónde están las obras? Pero si clasifica a la clase política a la que expone como en un circo romano, olvidando que entre otras atribuciones también tiene la de ofrecer mejores expectativas de vida social, que no se observa.


En ese contexto utiliza, deforma y manipula el aparato de justicia para conseguir sus fines. En esa polarización de su enfrentamiento contra los conservadores AMLO ofrece muestras de lo hábil que es primero, estigmatiza a los conservadores y empresarios, luego los denigra y posteriormente se alía con ellos es una cadena de mentiras, que genera más mentira Don Amleone protege y alienta a los conservadores amigos, es decir sus conservadores, los de su granja.

Una senda conduce a la controversia contra los medios enemigos a los que luego hace cónsules o firman convenios como SEP-Televisa-TV Azteca. Otro más el de la compra directa de productos a farmacéuticos en el extranjero. A lo cual se suma el pago de facturas a sus mecenas no tan encubiertos y así hay que ir escarbando en la podredumbre dónde el pago de becas significa votos.


Ante estos altibajos, la sociedad solo escucha los discursos mañaneros y ya no se las cree tanto y allí se observan ya los puntos preferenciales que está perdiendo, aunque tenga otros datos.


Puntos Suspensivos…


La investigación a los Centros de reinserción Social en Chiapas debe arrojar simple y sencilla mente resultados positivos en materia de corrupción cuando es de todo conocido el formato de auto gobierno. Considero que está en el cargo de Secretaria de Seguridad es menester conocer cómo se mueve todo en el bajo mundo y a quien le sirven ¿Ustedes creen que no lo saben?


Roger Laid

Miembro del Club Primera Plana y del centro Mundial de Noticias

Opiniones, quejas y sugerencias al 9611897730.


Fsur

24 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur