La delincuencia organizada penetra al gobierno de Veracruz

La Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz tiene entre sus funcionarios a un integrante del grupo delictivo Cartel de Jalisco Nueva Generación, según las propias declaraciones del servidor público, trabajador de dicha corporación en la Delegación del municipio Carlos A. Carrillo.



Escudándose en esa organización delictiva, José Carlos Contreras Marmolejo pretendió secuestrar a Lizeth Ramos, para lo cual allanaron su domicilio donde, con lujo de violencia y accionando armas de fuego, ingresaron al domicilio, buscando a la chica para llevarla con rumbo desconocido.


Lizeth salvó la vida gracias a que la noche del 9 de octubre ella estaba trabajando en un domicilio diferente al de su casa, para sostener sus estudios.


Sin embargo los delincuentes atacaron a su familia, especialmente a los varones, con el fin de obligarlos a proporcionarle el paradero de su familiar. La negativa del padre los puso más agresivos motivo por el cual lo golpearon hasta dejarlo inconsciente y bañado en sangre en el piso, ante la mirada de su esposa y los esfuerzos de evitarlo de su hijo, quien también resultó con graves lesiones.


José Carlos Contreras Marmolejo ya había anunciado que Lizeth Ramos sería suya por las buenas o por las malas, y que se atuviera a las consecuencias de su negativa. Después de los hechos del 9 de octubre él mismo  confirmó, a través de mensajes de WhatsApp, que los agresores habían sido sus enviados, al advertirle que para la próxima sería peor.


Lo cierto es que los agresores dijeron ser Miembros del Cartel de Jalisco Nueva Generación por lo que se deduce que José Carlos Contreras Marmolejo tiene vínculos estrechos con ese grupo delictivo, o bien es integrante del mismo.

112 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur