LA DIRECTORA GENERAL DEL COBACH, NANCY LETICIA REYES, DEBERÍA RENUNCIAR...


...Y SER INVESTIGADA POR CORRUPCIÓN


ANTONIO GUILLEN fue acusado de acosar sexualmente a una subordinada llamada #Yazzmín, quien tuvo que ponerse en huelga de hambre en diciembre de 2019 para que la restituyeran a su cargo, ya que la amiga íntima de del agresor, la titular de COBACH, Nancy Leticia Hernández, la despidió por actas administrativas que le había levantado, para proteger al delincuente.

No contenta con brindarle ese apoyo, ahora el tal Tony Guillén se convirtió en un intermediario entre los proveedores de insumos de materiales de limpieza, papelería y obras de rehabilitación de infraestructura de los planteles de COBACH, a fin de tener mejores ingresos que antes, y de esa manera también la directora de COBACH pueda llevarse su comisión, por dichas compras para la dependencia a su cargo.



Por eso nombró a su nuevo Director Administrativo, José Ángel López Petriz en enero 2020, debido que el anterior Director Administrativo, Julio Caba, no le servía a sus intereses corruptos, sino al Secretario de Hacienda, Javier Jiménez, todo esto con adjudicación directa a pesar de tratarse de millones de pesos en compras de insumos y pago en contratos de mantenimientos a los planteles cobachenses.


Esto quiere decir que la directora general del COBACH nunca dejó en el desamparado a su íntimo amigo, quien sigue siendo protegido incondicionalmente como hasta hoy.





Solo faltaría una buena intervención de la unidad de inteligencia financiera de hacienda de estado para verificar las cuentas bancarias de ambos o, en su caso, un cateo a sus casas, como le hicieron al exgobernador de baja california norte donde le encontraron millones de pesos de su corrupta administración.

0 vistas

©2020 por El Fronterizo del Sur