La Herencia Maldita de Llaven Abarca

Por fin se va el Fiscal General de los Políticos, Jorge Luis Llaven Abarca. Quizá, ahora, la Fiscalía General del Estado sea eso: una institución que procure la justicia y rompa con la política del influyentismo, la corrupción y del dinero negro recibido de manos de los delincuentes y de la delincuencia organizada, que es lo peor.



¿Por qué le pusimos el apodo de Fiscal General de los Políticos, mismo que pretendió eliminar de las redes sociales ofreciendo grandes cantidades de dinero mensual a quien se lo puso en la frente? Porque a las víctimas de la delincuencia, carentes de grandes recursos financieros, jamás les procuró justicia sino todo lo contrario: torció el derecho y acomodó los hechos para favorecer a las hijas de los políticos o a estos mismos.


El ejemplo paradigmático fue el pleito entre María Escandón y su ex marido, Juan Carlos Armendáriz, quien recibió un balazo en la pierna, además de ser embestido por un auto en movimiento, pero, no obstante esos delitos cometidos en su contra, fue a éste a quien le abrieron una carpeta de investigación y le soltaron una orden de aprehensión con datos de prueba inventados. ¿Cómo fue posible? Por una simple y sencilla razón; la mujer es hija del político más poderoso de Chiapas, del gobernador Rutilio Escandón Cadenas.

Igual pasó con el caso del accidente del Director General del IMSS, Zoé Robledo Aburto, de donde resultó una persona sin vida, responsabilizando al muerto del accidente.


Por eso muchos chiapanecos tuvimos el cuidado de no sufrir ningún accidente y perder la vida en el mismo, porque ya sabíamos que, como somos pueblo, como somos gente pobre, con Llaven Abarca al frente sería a nosotros a quienes habrían de culparnos de nuestro propio homicidio.


Pero hay otros que van sentirse tranquilos con la salida de Llaven Abarca de la Fiscalía General del Estado y éstos son los ex alcaldes: ya no serán detenidos para, desde la cárcel, ser obligados a pertenecer y operar para el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) chiapaneco.


Porque eso exactamente hizo el ex Fiscal General de los Políticos: hacerse de operadores y candidatos para llevarlos al PVEM. Seguramente ya tiene los operadores suficientes que le harán la campaña política para la diputación federal a la que aspira.


¿Se acuerdan del secuestro y recuperación del niño indígena Dylan? Chiapas fue el centro de las miradas del mundo por ese caso, pues la madre fue hasta las mañaneras de AMLO para exigir su búsqueda, y hasta entonces el fiscal dio órdenes de buscarlo. Pero, acostumbrado a los chivos expiatorios, porque era más fácil sacarse de la manga a un culpable aunque no lo fuera que buscar al auténtico delincuente, se inventó uno más: un anciano con muchos nietos. Lo detuvieron, lo encarcelaron y hasta lo asesinaron allá dentro, para silenciar su boca, porque no paraba de decir: "los niños que tengo conmigo no los he secuestrado, son hijos de mis hijos, son mies nietecitos, son mis hijitos". Y, sí, lo mataron.


¿Se acuerdan del encarcelamiento del médico Gerardo Vicente Grajales Yuca? Recibió la acusación de la hija de un político, el único que murió de COVID 19 de la zona VIP del ISSSTECH. Pues como la denuncia salió de la hija de un político al médico le abrieron la carpeta de investigación, le consiguieron una orden de aprehensión y lo encarcelaron. Encarcelar al hombre que, arriesgando su propia vida, había salvado la del propio Llaven Abarca, Ismael Brito Mazariegos y otros políticos con coronavirus.


O sea, si el pobre recibe una acusación de una persona de cuna de oro, donde nacen los hijos de los políticos y estos mismos, el inocente iba a la cárcel con Llaven Abarca, quien no conoce de la presunción de inocencia, pero sí del dinero, aunque éste sea mal habido.


Pero Rutilio Escandón Cadenas ya sabía, desde mucho antes, del modus operandi de Llaven Abarca. Don Adolfo Gómez Gómez no era el primer detenido muerto bajo la custodia del Fiscal General de los Políticos.


"El caso de Luis Ignacio Lara Vidal, quien murió por una salvaje tortura que le fue propinada; es parte del negro historial de Jorge Luis Llaven Abarca por el que, inclusive, le pidieron a Manuel Velasco Coello que no lo premiara con la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana. Si ya sabía que con él habría mayor inseguridad y se haría todo, menos brindarle protección a la ciudadanía, no entiendo por qué lo colocaron justo ahí, donde habría de causar más daño a las y los chiapanecos.


El periodista Vinicio Portela Hernández lo hizo del dominio público, con estos términos:

Los hechos ocurrieron el 18 de agosto de 2005, en ese entonces investigaban el asesinato de una maestra y su hijo perpetrado en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez e instruyeron a dos Agentes Estatales de Investigación y a dos Fiscales del Ministerio Público, Jorge Luis Llaven Abarca y Miguel Cruz Chacón, a trasladarse al municipio de Cintalapa para cumplimentar un “supuesto” oficio de detención en contra de Luis Ignacio Lara Vidal, conocido comúnmente como “El Güero”. Disfrazados de elementos de la extinta Agencia Federal de Investigación, los efectivos policiales y fiscales detuvieron a Lara Vidal a punta de pistola y golpes en presencia de su esposa, María de los Ángeles Hernández Vera, y su menor hija, a quienes amenazaron reiteradamente, sin que en ningún momento presentaran la orden de aprehensión correspondiente.


El Güero no fue llevado a las oficinas de la Procuraduría General de Justicia en Tuxtla Gutiérrez, sino trasladado a un domicilio particular ubicado en el número 208 de la Calzada del aeropuerto de Terán.


Según la investigación que realizara la Comisión de Derechos Humanos, en su recomendación CDH/007/2005, y de la propia Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Relacionados con Servidores Públicos, en su Averiguación Previa 071/2005, consta que los funcionarios públicos involucrados en el deceso de Luis Ignacio Lara Vidal se encuentran Jorge Luis Llaven Abarca, Oscar Porfirio Ocampo Pascasio, Miguel Cruz Chacón y Miguel Ángel Maza de La Cruz. La tremenda golpiza propinada a Lara Vidal en el domicilio particular le produjo estallamiento de vísceras y de testículos, exposición de materia gris por fractura expuesta del cráneo, a demás de encontrarle quemaduras de cigarro y golpes por todo su cuerpo".


O sea, la tortura fue salvaje, tan salvaje que hasta perdió la vida. Igual que en el caso de Don Adolfo, de más de sesenta años, culpable de ser un abuelo con muchos nietos, porque al final se supo que se trataba de un anciano inocente, una inocencia violada y mancillada por Jorge Luis Llaven Abarca.


Pero mejor ya no le sigo porque si le sigo puedo morir atropellado y si muero, Llaven Abarca podría operar para que mi cuerpo sea enjuiciado, detenido, encarcelado. declarado culpable de mi propio homicidio y sentenciado.

Desde el Fronterizo del Sur, Disraeli Ángel Cifuentes. No olvides dejar un comentario y de reaccionar con un Me Gusta, Me Enoja, Me Encanta o me dan Ganas de llorar, porque sí que dan ganas de hacerlo con Jorge Luis Llaven Abarca, el ex Fiscal General de los Políticos.

98 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur