La historia de El Fronterizo del Sur

Corría el año 2005.

Sin saberlo, y de forma fortuita, el nacimiento de El Fronterizo del Sur se venía gestando.



El destino puso a un columnista amigo mío sin un medio escrito dónde colaborar y, por tanto, sin forma de conseguir recursos para sobrevivir él y su familia.

Por ello, le pidió ayuda a quien esto escribe para resolver este problema.


La primera opción fue un periódico llamado Libre Expresión, hoy extinto, en donde consiguió una plaza de director.

Tres días después, sin embargo, perdió ese empleo por incompatibilidad de caracteres entre el dueño del periódico y el columnista.


Al no lograr una nueva oportunidad laboral en ningún otro periódico, le informé a mi amigo la existencia de una máquina Heidelberg en venta, hasta entonces propiedad de un empresario local.

El empresario le hizo una oferta: venderla en pagos con un pequeño enganche, pero también con un condición: que yo debía firmar como aval o deudor solidario de una deuda muy elevada.



El compromiso no se hizo efectivo de inmediato. Debimos esperar la aparición de un tercer socio y, una vez asociados los tres, iniciamos operaciones.


Fue un 10 de junio, a penas unos días antes del arribo del huracán "Stan".

Días después de la fundación de El Fronterizo del Sur, surgió una diferencia entre mi amigo el columnista y los otros dos socios, quedando fuera del proyecto periodístico mi amigo y, poco después, el segundo socio.


Este hecho se consumó, finalmente, en el mes de diciembre del mismo año.


Desde entonces, y sin pretenderlo del todo, El Fronterizo del Sur quedó bajo mi dirección, debiendo asumir con ello la totalidad de la deuda contraída de manera solidaria.


Esto me obligó a cambiar toda mi vida.

Mi salario como profesor no era suficiente para cubrir los gastos operativos de El Fronterizo del Sur, así que debí acepar una oferta laboral mejor pagada en la capital del estado.





Así, con ese y otros sacrificios, al cabo de un año y medio, aproximadamente, logré cumplir con el compromiso contraído con el empresario comiteco.


El Fronterizo del Sur no nació como producto de una planeación ni, menos, como una iniciativa de la cual esperaba generar grandes dividendos.


Nació de mi curiosidad, de mis ideales y de mi deseo por colaborar en mi sociedad con mis letras.

Disraeli E. Ángel Cifuentes

2014


Transcripción y edición,

Eduardo Ángel Cruz, 2020

81 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur