Llaven Abarca y su Fiscalía podrida

28 de diciembre de 2020.


¿Se acuerdan del Caso Dylan? ¿Y quién va a pagar por los daños y perjuicios ocasionados por Jorge Luis Llaven Abarca y su Fiscalía General de los Políticos en el encarcelamiento de María Hortensia “N”, Maribel “N”, Juana “N” y Josefa “N”, por el delito de Trata en la modalidad de Trabajos Forzados?


Imágen: Archivo FSur.

Porque ya la Fiscalía contra la Trata de Personas emitió desistimiento de la acción penal y solicitó al Juez de Control, con sede en San Cristóbal de Las Casas, la inmediata libertad y la restitución al domicilio de las personas imputadas.


¿Sabe usted qué dice el boletín oficial?


“Atendiendo el principio de lealtad y con pleno respeto a los derechos humanos, este órgano de procuración de justicia informó también que, una vez que recobraron su libertad, estas personas se reunirán con sus menores hijas e hijos, quienes fueron resguardados en todo momento por personal del Sistema DIF Chiapas”.


¿Qué no fueron exactamente esos principios los que violaron y pisotearon y sobre ellos se mearon y se zurraron los funcionarios de la Fiscalía?


No sólo eso: hasta lo presumieron; bueno, hasta le invirtieron publicidad para que todo México y el mundo se enterara.

¿Se acuerdan quién salió a decirle a Chiapas, a México y al mundo todas esas mentiras oficiales? Yo sí: Jorge Luis Llaven Abarca, el entonces Fiscal General de los Políticos.

Pero el boletín no para ahí. Todavía dice:


“La Fiscalía General del Estado refrenda su compromiso de garantizar a la población chiapaneca el acceso pleno a la justicia, sin distinciones”.


¿En serio ese es su concepto de justicia sin distinciones? ¿Y no fue precisamente porque esa familia sobrevive en extrema pobreza que los confundieron con delincuentes? ¿No se aprovecharon que son indígenas tzotziles y sabían muy bien que no iban a poder defenderse?


“Desmantela FGE red de trata de personas en San Cristóbal de Las Casas”, decía el encabezado de aquel boletín por cuya publicación pagaron una gran millonada de dinero.


Cometen el delito de trata de personas cuando los señores fiscales detienen a mujeres indocumentadas, las ponen a bailar desnudas frente a un fiscal del ministerio público y después del show cada uno de los señores funcionarios de la fiscalía se lleva a una chica a su cama a tener actos sexuales con la condición de dejarlas libres a la mañana siguiente. Eso sí es trata de personas y no se investiga ni, menos, se castiga.


¿Y el abuelo de Dylan, don Adolfo Gómez, el indígena tzotzil de sesenta años asesinado allá dentro del penal a causa de estas flagrantes violaciones a los derechos humanos? ¿No le duele en su conciencia a Jorge Luis Llaven Abarca la muerte de ese anciano? ¿Puede dormir sin problemas? ¿Y aún así lo van a premiar con un cargo político de elección popular?


Bueno, en Chiapas todo eso y más puede pasar y seguimos votando por lo más nefasto y podrido de la política. Con dinero baila el perro; con dinero baila, brinca y vota el perro.


Disraelí E. Ángel Cifuentes.

FSur.

¿Qué opinas? Deja tu comentario 👇

WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur