Los acaparadores de vacunas que desampararán a millones: Japón, Canadá, Inglaterra, Australia, EU

Ciudad de México, 10 de diciembre (SinEmbargo).- La política nacional de vacunación contra la COVID-19 está a días de comenzar. El personal de salud, las Fuerzas Armadas y las personas de 60 y más años son prioridad. Ello implica que en las primeras dos etapas de vacunación –o de aquí a abril de 2021– México tendrá que inocular a un aproximado de 16.4 millones de mexicanas y mexicanos. Luego está el reto de vacunar a cuando menos el 75 por ciento de la población de 16 y más años, antes de que concluya la primavera del año 2022. ¿Pero las dosis compradas por México serán suficientes?



Las cifras de la Universidad de Duke indican que las dosis apartadas por México alcanzan para vacunar al 76 por ciento de su población. Hasta el momento, México acordó la compra de 159 millones 900 mil dosis, aunque “es importante recordar que no necesariamente todas éstas vacunas recibirán aprobación y llegarán al mercado”, de acuerdo con la casa de estudios estadounidense.

De esa cantidad, 15.5 millones de dosis pertenecen a los laboratorios BioNTech y Pfizer, cuya vacuna (BNT162) está a punto de ser aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). Además, México hizo acuerdos para obtener 77.4 millones de dosis de la vacuna (AZD1222) co-creada por la Universidad de Oxford y la farmacéutica británica Astra-Zeneca.

El resto de las dosis que podría recibir México el próximo año provendría del instituto ruso de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya (32 millones de vacunas Gam-COVID-Vac) y de la compañía china CanSino Biologics (35 millones de vacunas Ad5-nCoV).


Este conjunto de vacunas incluye parte de las dosis que el país recibirá a través de la iniciativa internacional Covax, que es la estrategia de acceso global a vacunas lanzada por la Organización Mundial de la Salud.


El acuerdo alcanzado con Covax, que implicó la transferencia de 159 millones 876 mil 920 dólares y una garantía de riesgo por 20 millones 629 mil 280 dólares adicionales, “le garantiza a México la adquisición de las dosis suficientes para inmunizar hasta al 20 por ciento de su población que, en un régimen de vacunación de dos dosis por paciente, representan 51 millones 573 mil 200 dosis”, se lee en un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores.


Por lo anterior, el médico de la UNAM confirmó que no será antes del año 2022 que el esquema de vacunación para SARS-CoV-2 esté “muy caminado” y “no se tengan que hacer encierros intermitentes” a nivel nacional.

Además de los problemas de producción, la distribución de vacunas a nivel mundial implicará “varios desafíos críticos”, entre los que destacan la insuficiente capacidad de las cadenas de frío (refrigeración de vacunas) en zonas rurales y remotas, la falta de suministro de agujas y de eliminación adecuada de desechos de riesgo biológico, la carencia de proveedores capacitados para la aplicación de vacunas, así como deficiencias en el seguimiento de las vacunas aplicadas, sobre todo en casos en que sea requerida más de una dosis.


El acuerdo alcanzado con Covax, que implicó la transferencia de 159 millones 876 mil 920 dólares y una garantía de riesgo por 20 millones 629 mil 280 dólares adicionales, “le garantiza a México la adquisición de las dosis suficientes para inmunizar hasta al 20 por ciento de su población que, en un régimen de vacunación de dos dosis por paciente, representan 51 millones 573 mil 200 dosis”, se lee en un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores.


Por lo anterior, el médico de la UNAM confirmó que no será antes del año 2022 que el esquema de vacunación para SARS-CoV-2 esté “muy caminado” y “no se tengan que hacer encierros intermitentes” a nivel nacional.

Además de los problemas de producción, la distribución de vacunas a nivel mundial implicará “varios desafíos críticos”, entre los que destacan la insuficiente capacidad de las cadenas de frío (refrigeración de vacunas) en zonas rurales y remotas, la falta de suministro de agujas y de eliminación adecuada de desechos de riesgo biológico, la carencia de proveedores capacitados para la aplicación de vacunas, así como deficiencias en el seguimiento de las vacunas aplicadas, sobre todo en casos en que sea requerida más de una dosis.


Por ejemplo, mientras países como Canadá, Inglaterra, Australia, Chile, Estados Unidos y Japón compraron dosis suficientes para inocular más de una vez a toda su población, naciones como Taiwán y Vietnam no han comprado vacunas para erradicar la pandemia de coronavirus.


En materia de cobertura poblacional con la cantidad de vacunas compradas, México también ocupa la octava posición con 76 por ciento, por debajo de Israel (77 por ciento), Japón (115 por ciento), Estados Unidos (169 por ciento), Chile (223 por ciento), Australia (266 por ciento), Inglaterra (288 por ciento) y Canadá (527 por ciento). Lo anterior sin considerar a la Unión Europea, cuya tasa de cobertura es de 199 por ciento.


La vacuna más comprada hasta el 4 de diciembre de 2020 fue la de la Universidad de Oxford y Astra-Zeneca con 2 mil 505 millones 200 mil unidades vendidas, seguido por la del laboratorio estadounidense Novavax con 1 mil 316 millones de dosis comercializadas. A ellos siguen Sanofi-GSK (732 millones), Pfizer (658.7 millones), Moderna (381.5 millones), Janssen (370 millones) y Gamelaya (304 millones), entre otros.


En la siguiente tabla –bajo el apartado “Vacunas vendidas por proveedor”– es posible consultar la lista de empresas que comercializan vacunas, así como toda la información utilizada para la elaboración de éste texto.


Con información de: Sin embargo

Apoya el periodismo con perspectiva de género. Compra el libro Transición política.

FSUR

8 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur