México suma 154,863 casos y 18,310 fallecimientos por coronavirus


*De los casos confirmados se registran 21,159 casos activos, es decir pacientes diagnosticados que presentaron síntomas en los últimos 14 días.

154,863 casos y 18,310 fallecimientos

Ciudad de México, 16 JUN.-La Secretaría de Salud federal informó que a la fecha 154,863 han contraído el virus SARS-CoV-2 causante del coronavirus (Covid-19). Indicó que por esa causa 18,310 mexicanos han fallecido por esa enfermedad.

De los casos confirmados se registran 21,159 casos activos, es decir pacientes diagnosticados que presentaron síntomas en los últimos 14 días. Por su parte el total de pruebas realizadas es de 428,563. 

Esta actualización de los datos mostró un aumento de 4,599 contagios confirmados en las últimas 24 horas, y 730 nuevas defunciones reportadas.

El director general de Epidemilogía de la Secretaría de Salud, José Luis Alomía Zegarra, admitió que la “meseta alta” continúa desde la segunda quincena de mayo.

La Ciudad de México y el Estado de México se mantienen como las entidades con mayor concentración de casos activos.

La ocupación de las camas destinadas para infecciones respiratorias en hospitales es de 46% a escala federal mientras que la ocupación de camas con ventilador es de 39 por ciento. 

El viernes pasado, 12 de junio, fue el día con más casos confirmados, con 5 mil 222, mientras que el miércoles 3 de junio el de más defunciones, con mil 092

Ayer, el país rebasó, por 264, los 150 mil contagios, a 110 días de que confirmó su primer caso, el 28 de febrero pasado.

La Secretaría de Salud reportó, al corte del 14 de junio, 463 muertes entre el personal de salud, 78 casos más que el último informe dado a conocer el pasado martes 9.

El doctor José Luis Alomía, director general de Epidemiología de la Secretaría de Salud, informó que 32 mil 388 personas trabajadoras de la salud han dado positivo a covid-19, de las cuales 5 mil 276 son activos, es decir, presentaron síntomas en los últimos 14 días.

De este total de contagios, 41% son enfermeras y enfermeros; 30% son médicas y médicos; 26% otros profesionistas de la salud; 2% laboratoristas, y 1% dentistas.

Respecto a las muertes en la población general, Alomía reveló que hay 730 nuevos decesos, con lo que se acumulan 18 mil 310, así como mil 799 casos sospechosos, en espera de ser analizados para determinar la causa.

Estos 730 nuevos decesos fueron reportados así: 414 del IMSS; 198 de la Secretaría de Salud, y 118 de otros institutos.

Sobre los contagios acumulados, la Secretaría de Salud documentó 4 mil 599 infectados más por covid-19, de un total de 154 mil 863.

Hugo López-Gatell, subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, dijo que no es inusual que existan las mutaciones de los virus y refirió solamente que “hay que estar atentos”, al momento de responder una pregunta sobre un estudio que revela una supuesta mutación del virus.

Por su parte, el doctor Ricardo Cortés indicó que desde el inicio de la “nueva normalidad”, los estados que han registrado un incremento más importante son:

Aguascalientes, Baja California, Durango, Guanajuato, Jalisco, Nayarit, Querétaro, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco, Tlaxcala y Yucatán.

El resto de las entidades tienen una actividad normal a lo registrado anteriormente.

“En México, lo peor del COVID está por llegar”, alertan OMS y OPS

México aún no aplana ni supera la curva de contagios y muertes por el COVID-19 y se encuentra en la cima de la epidemia, en espera de sus mayores efectos, alertaron representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

En conferencia de prensa virtual, el representante en México de estos organismos internacionales, Cristian Morales, advirtió que en México “estamos viviendo uno de los momentos más complejos y más peligrosos de la epidemia, donde varias entidades federativas, o bien están avanzando hacia la cima, algunas se encuentran en la cima y otras han empezado a descender, pero todavía muy cerca de la cima”.

Indicó que “tenemos justamente una situación donde el ‘foco’ para la población tiene que ser respetar las medidas de sana distancia que dicta la semaforización en rojo que caracteriza a todas la entidades”.

Presente en la misma conferencia, el asesor internacional en Emergencias de Salud de la OMS, Jean-Marc Gabastou, recomendó que el gobierno de México debe aumentar su capacidad de diagnóstico, elevar la aplicación de pruebas, para cuando se llegue a la fase de descenso de la curva epidémica.

Gabastou solicitó a las autoridades hacer “todos los esfuerzos posibles” para salvar vidas, al remarcar que “la alta exposición de la población mexicana a factores de comorbilidad, como la diabetes, enfermedades cardiovasculares, la hipertensión, el cáncer, el sobrepeso y la obesidad, colocan al país en una muy alta vulnerabilidad”.

Explicó que “al día de hoy, 50 mil casos positivos han sido detectados en los laboratorios, pero no pueden ingresar al sistema porque no van acompañados con esta información fundamental para la toma de decisión, que es la información clínica y epidemiológica, eso debe mejorar”.

Resaltó que se debe mejorar la capacidad o el derecho que tiene una persona de conocer sus resultados, ya que “se debe aumentar la capacidad de diagnóstico para cada caso sospechoso, que pueda tener una prueba de manera inmediata para evitar que esta ‘chispa local’ se transforme en un nuevo incendio y una emergencia”.

El experto en emergencias sanitarias reconoció que si bien las medidas que el gobierno de México y sus autoridades sanitarias tomaron a tiempo permitieron que el sistema de salud siga siendo “resiliente”, también advirtió que deben mejorar en diversos aspectos, debido a que aún viene lo más complejo.

A nombre de la OMS y la OPS, Cristian Morales estimó que el punto máximo de la epidemia aún está por llegar a México, por lo que recomendó también a las autoridades sanitarias mexicanas no “relajar” las medidas sanitarias, como la “sana distancia”, el confinamiento, la higiene de manos, entre otras, porque el contagio del coronavirus todavía avanza a su “máximo” pico.

Consideró que sin una vacuna contra el COVID-19 y para evitar un mayor rebrote, las autoridades deben vigilar y cuidar que la población siga aplicando las medidas de prevención, en un periodo que se podría extender de 18, 24 meses o más. “En nuestro país, la epidemia de coronavirus apenas está avanzando hacia su máximo apogeo”, remarcó el funcionario sanitario.

Por lo anterior, también expuso que es necesario que todos “entiendan que una economía sana va a depender de la forma en cómo nos cuidamos; tenemos que observar y seguir las recomendaciones que nos hacen las autoridades”, insistió. EL ECONOMISTA y (apro)


6 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur