Manda dos Amenazas de Muerte a su Ex"

"Don Disraelí, ya ni el saludo le iba a dejar", me dijo la señora Ilse Marel Cancino Aguilar, ex esposa de Roberto Cancino Gordillo.


¿Cómo, por el coronavirus?, le respondí.

"No. Ya van dos veces que me mandan a chocar el carro", respondió.



Obviamente no tenía necesidad de preguntarle quién habría sido el autor intelectual de esos dos atentados contra su salud y su vida, pues su único enemigo es el presidente del Partido Chiapas Unido en Comitán, su ex marido, pero se lo pregunté:


"Ya sabe quien", dio por respuesta, justo la que esperaba.


Y agregó: "Hasta dónde llegan sus abogados y el señor Roberto. Pero lo manejaron como algo accidental".


Le pregunté si había interpuesto nueva querella, a pesar de la inactividad de la Fiscalía General del Estado y su respuesta que uno de los dos caso sí, diciendo que alguien quiso hacerle daño intencionalmente, pero el otra no, por la misma razón: el señor disfruta de protección en el santuario de la Impunidad o Fiscalía Fronterizo Sierra.


Y luego dijo: "¿Entiende por qué no he querido ir a hablar todavía a su programa de "EnfoqueF"? Porque me están mandando avisos de asesinarme y nadie me va resguardar; más que es el presidente de Chiapas Unido. Y mi hija pasa directo con él. Imagínese ¿en manos de quien va quedar? Ya me mandaron a amenazar".


Y nuevamente se refirió a los abogados de Roberto Cancino Gordillo: "Sólo quien nos los conoce bien no saben de lo que son capaces con tal de no perder".


Ojalá y las autoridades ministeriales y judiciales tomen cartas en el asunto porque el riesgo, latente, es que de las amenazas pasen a los hechos como los dos "accidentes" ocurridos, uno detrás de otro, cuya intención quizá habría sido amedrentar o algo peor: asesinar.

157 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur