“NUEVA NORMALIDAD”: ENTIDADES CONTRATAN REMOLQUES COMO MORGUES MÓVILES

Ciudad de México, Baja California, Estado de México y Tabasco, cuatro de los estados con más defunciones por Covid-19, utilizan tráileres con refrigeración para resguardar los cuerpos



La caja de un remolque color blanco salpicada de cochambre está estacionada en un terreno baldío al frente del Hospital General de Mexicali, la capital de Baja California. El interior está equipado con un sistema de control de temperatura llamado Thermo King generalmente utilizado para transportar alimentos y medicinas que requieren refrigeración.


Hoy este remolque es utilizado para resguardar cuerpos de pacientes fallecidos por Covid-19.


Hospitales en estados con focos rojos por altos índices de defunciones por la pandemia, como Ciudad de México, Estado de México, Baja California y Tabasco, han recurrido al uso de morgues móviles, remolques refrigerados como “medida preventiva” o por la saturación de sus hospitales ante las muertes por Covid-19.


Al 4 de junio según el informe técnico que emite la Secretaría de Salud federal estos estados se encontraban entre los de mayores defunciones: la Ciudad de México en primer lugar (3456); el Estado de México (1475) en segundo; Baja California ocupa el tercer lugar (1137) y Tabasco en sexto (610).


Las entidades, sin embargo, no reconocen abiertamente que la contratación de los tráileres sea porque están rebasados.


A pesar de haber solicitado a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) el camión refrigerador, la Secretaría de Salud de Baja California niega que sus hospitales estén sobrepasados, y explican que es preventivo y que se utiliza solo para trasladar ahí los cuerpos cuando sanitizan la morgue del hospital.


Aunque las autoridades bajacalifornianas también admiten: “El hospital General se ha visto sometido a presiones en el manejo de los fallecidos al darse altas y bajas en el número de cadáveres entre otras cosas por los trámites que tienen que realizar los deudos en expedición de certificados de defunción, permisos para cremación y se conoce que ha habido saturación intermitente en los crematorios”, según una tarjeta informativa de la Secretaría de Salud.


El Estado de México tiene instaladas 16 cajas refrigeradas afuera de hospitales del Valle de México y Toluca. En entrevista con Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, el subdirector de epidemiología del Instituto de Salud del Estado de México, Víctor Durán Mendieta, también dice que es una situación “de previsión”.


“Es decir, que nosotros no tuviésemos la capacidad que nuestros hospitales para poder resguardar los cuerpos de los que desafortunadamente fallecieron por estas causas. Nos ha servido no solamente para tranquilizar al personal de salud que se encarga del resguardo de los cuerpos, sino principalmente para tranquilizar a la población”, señala el funcionario, que agrega que esos contenedores están ahí por si el número de fallecidos se dispara.


Los municipios donde se encuentran son Toluca, Ixtapan de la Sal, Tenancingo, Valle de Bravo, Ecatepec, Atizapán, Teotihuacán, Cuautitlán, Nezahualcóyotl, Naucalpan, Texcoco y Valle de Chalco.


Durán Mendieta asegura que no se han visto sobresaturados, pero “hago la alusión a que en la zona metropolitana del Valle de México hay de pronto problemas para poder acceder a una funeraria y también, por qué no mencionarlo, a un espacio en un panteón”.


“En tanto sigamos en número altos estarán disponibles en los estacionamientos de 16 hospitales en un espacio muy discreto, apartado de la planta principal, para garantizar el servicio al trato digno”.


En la Ciudad de México también se han utilizado remolques, específicamente en la alcaldía Iztapalapa.


El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) rentó un camión refrigerante para el Hospital Gral. Ignacio Zaragoza para resguardo temporal de cadáveres en espera a ser entregados a las empresas funerarias contratadas por sus familiares.


Marco Antonio Aguirre, jefe del departamento de redacción de comunicación social de la dependencia, dijo que esa zona es de las más difíciles en contagios por Covid-19.


Mientras que en Tabasco la Secretaria de Salud, Silvia Guillermina Roldán Fernández dijo que hasta el día 3 de junio, en la entidad y debido al elevado número de decesos que ha dejado la pandemia del COVID-19 en Tabasco, se han tenido que almacenar cuerpos en un camión con sistema Thermo King previo a la sepultura o cremación.


La Secretaria dijo a XEVA NOTICIAS que se cuenta con un camión afuera del Hospital de Alta Especialidad Dr. Juan Graham Casasús, que es el centro para atender a pacientes con Covid-19. La Secretaría de Salud del estado se negó a dar una entrevista a MCCI sobre el tema.


Desde el pasado 11 de mayo la ASOCIACIÓN NACIONAL DE DIRECTORES DE FUNERARIAS DE MÉXICO advirtió que el 40 por ciento de los crematorios en el Valle de México estaban saturados debido a la cantidad de solicitudes de servicios de los familiares de los fallecidos por coronavirus, y alertó que los crematorios del país no están preparados para recibir una demanda tan alta de fallecidos por coronavirus.


Además, panteones en Oaxaca, Guerrero, Estado de México, Chihuahua, Coahuila, entre otros, han reportado a través de los medios de comunicación la saturación de sus espacios para entierros.


0 vistas

©2020 por El Fronterizo del Sur