Periodista encerrado por García Luna: “Encabrona que Calderón ‘defienda’ libertad de expresión

Luego de que más de 650 poetas, científicos, artistas, académicos, periodistas, escritores, cineastas e intelectuales aseguraran en un desplegado que el Presidente Andrés Manuel López Obrador trata de socavar la libertad de expresión, Felipe Calderón Hinojosa dedicó su tiempo a retuitear notas con el hashtag #EstoTieneQueParar.



Jesús Lemus Barajas dice que es de risa que el exmandatario se diga defensor de la libertad de prensa cuando su sexenio significó un periodo negro para el gremio periodístico. 


Ciudad de México, 18 de septiembre (SinEmbargo).– Jesús Lemus Barajas, periodista encarcelado cuando Genaro García Luna se encontraba al frente de la Secretaría de Seguridad Pública federal mexicana, dijo hoy que encabrona que el expresidente Felipe Calderón Hinojosa defienda la libertad de expresión cuando su sexenio fue un periodo negro para los integrantes del gremio periodístico.


Luego de que más de 650 poetas, científicos, artistas, académicos, periodistas, escritores, cineastas e intelectuales aseguraran en un desplegado que el Presidente Andrés Manuel López Obrador trata de socavar la libertad de expresión, Felipe Calderón Hinojosa dedicó su tiempo a retuitear notas con el hashtag #EstoTieneQueParar.


A propósito de los mensajes de Calderón, Lemus Barajas recordó en La Octava que él publicó en un modesto periódico de Michoacán los nexos de Luisa María de Guadalupe Calderón Hinojosa –también conocida como “Cocoa”– con Servando Gómez Martínez, alias “La Tuta”, y por eso Felipe Calderón se molestó y se fue contra él.


“Mandó al Ejército a catear mi casa. Cuando eso se dio, Calderón era Presidente, yo era periodista. Atento contra mi libertad. Me encerraron. Luego fui absuelto de cargos. No hubo pruebas. No me presentaron nada. Ni cuentas bancarias ni fotos con criminales. Hoy me molesta que Calderón se diga defensor de la libertad de expresión. Él fue el principal represor en su periodo”, señaló Lemus, quien se encuentra presentado su libro El licenciado.


“Sin duda los seis años que vivió México durante el Gobierno de Calderón y el reinado de García Luna, México estuvo en un infierno. García Luna no sólo actuó durante el sexenio de Calderón, también con Zedillo, Salinas y Fox. En toda su trayectoria, antes de ser Secretario de Seguridad Pública… Tiene una trayectoria de terror. Se tienen que abrir proceso aquí en su contra, no sólo en Estados Unidos. García Luna llegó a la cúspide en el Gobierno de Calderón. Se aprovechó de la personalidad opaca de Calderón. Da risa que Calderón se diga defensor de la libertad de expresión. Lo ofusca el Bacardi, ya no lo deja ver lo que dice y piensa. Su periodo fue negro para la libertad de expresión”, añadió.


“Ahí te lo encargo. Dale pronto y lo tiras al río”, son las palabras que Jesús Lemus Barajas no olvida; esa fue la instrucción que espetó el comandante Luis Carrillo cuando –después de privarlo de la libertad– lo entregó al grupo delictivo Los Zetas para que lo asesinaran. Fue en mayo de 2008. La orden venía del entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa, asegura el periodista, ahora desplazado.


Era el año 2008, el segundo del sexenio de Felipe Calderón Hinojosa. La ofensiva de Gobierno federal contra “los cárteles de la droga”, llamada “Guerra contra las Drogas”, había sido declarada un año y medio antes, justo en el estado de Michoacán, donde Lemus Barajas ejercía su labor de periodista.


Lemus dirigía un periódico en La Piedad, Michoacán, en donde comenzó a publicar reportajes y notas señalando que entre Gobierno de Felipe Calderón y el Cártel de La Familia Michoacana existía una estrecha relación, concretamente entre Luisa María Calderón, “Cocoa”, y “La Tuta”, quien en ese entonces era Jefe de La Familia Michoacana.


El 7 de mayo de 2008 ocurrió la privación de la libertad de Lemus Barajas en el municipio de Cuerámaro, en el estado de Guanajuato. El comandante Luis Carrillo realizó la captura, cuenta el periodista.


La organización Reporteros Sin Fronteras, al enterarse de la desaparición de Lemus, actuó de inmediato: emitió un comunicado donde alertaba que el periodista llevaba varias horas desaparecido y exigía su presentación con vida.


Durante las primeras 72 horas de su detención en la Policía Ministerial de Guanajuato, Lemus fue torturado. “Un policía me dijo que me había salvado de pura suerte”, afirma. Al periodista le imputaron falsos cargos de delincuencia organizada y narcotráfico, y fue encarcelado.


Jesús Lemus fue recluido bajo cargos que jamás se demostraron. El Ministerio Público jamás entregó ni una sola prueba contra el comunicador. Tres años después, se demostró su inocencia y quedó en libertad.

11 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur