Por cada Oxxo abierto, quiebran 5 tiendas locales en San Cristóbal de las Casas

Además de los baches que existen por toda la zona centro de San Cristóbal de las Casas, la violencia, los feminicidios, los problemas vinculados a la falta de agua, la invasión ilegal de los humedales y terrenos prohibidos, así como las minas destrozando las montañas, la corrupción, el robo de vehículos, el tráfico de droga, la destrucción de los bosques y la biodiversidad, los ríos contaminados, este Pueblo Mágico se distingue también por las 33 tiendas de la cadena Oxxo que alberga.



En un análisis de la colección “Escaramujos” realizado por Gustavo Castro Soto, ambientalista de Otros Mundos A.C, señaló que dichas tiendas comerciales venden principalmente refrescos de la empresa FEMSA-Coca Cola, así como comida chatarra de ésta, por lo que con su competencia eliminan a muchas de las tradicionales tiendas de los barrios y colonias de la ciudad, que ha llevado a monopolizar el mercado de las ventas de abarrotes.


Asimismo, mencionó que el Fomento Económico Mexicano S.A.B de C.V, nombre completo de la corporación, además de ser la dueña de las tiendas Oxxo es al mismo tiempo es dueña de los productos Coca Cola y por ende, obtienen el mayor volumen de ventas al operar en Filipinas y países de América Latina como Argentina, Brasil, Costa Rica, Guatemala, Nicaragua, Panamá, Colombia, México, Uruguay y Venezuela.


De acuerdo con los datos retomados por el analista, señala que en 2014 existían 622 mil tienditas de abarrotes en el país según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), pese a que éstas atienden a más de 100 millones de personas, y que representan 50% del sector de distribución, van desapareciendo con la agresiva instalación de Oxxos por todo México.


 También se calcula que por cada Oxxo que abre, por lo menos 5 tienditas de los alrededores terminan en la quiebra y cierran. Cada 8 horas que se inaugura una nueva tienda Oxxo en el país elimina a su competencia y capta el dinero que ya no va a las familias, sino a la transnacional más poderosa que le acarrea mayores ganancias a The Coca Cola Company, destacó Castro Soto.

De igual forma, sostiene que una tienda de abarrotes gana en promedio un peso por la venta de los refrescos de la familia Coca Cola, sin contar los impuestos que paga, lo que contribuye a que la empresa se ahorre miles de pesos en renta de locales y energía eléctrica, además de generar más publicidad si los refrigeradores de las tiendas se ponen de cara a la calle, por lo que al ser más caros en un Oxxo, las ganancias de FEMSA son mucho mayores.


De esta forma explicó que la corporación apuesta por las mayores ganancias insertando las tiendas Oxxo por todos los barrios y colonias, así como en las gasolineras con la finalidad de captar todos estos clientes que ha arrebatado a los abarrotes y tiendita.


Además, señala que existen tiendas Oxxo en más de 50 pueblos mágicos, en donde además de hacer compras, se pueden pagar más de 5,000 servicios como luz, agua, teléfono, televisión, predial, multas, tenencias, boletos de autobús, boletos de cine, hasta actas de nacimiento y de matrimonio en algunas ciudades.


Las tiendas Oxxos distribuyen productos de la transnacional estadounidense Colgate-Palmolive y cuenta con 25 marcas propias. Oxxo es la tercera cadena de supermercados con más ventas en México y la séptima cadena comercial más grande en ventas en América Latina. (…) las ventas de Oxxo representan más de 40% de los ingresos anuales de FEMSA. Para Interbrand, es la tercera marca más valiosa del país, después de la cerveza Corona y Telcel, resaltó el ambientalista.

En este sentido hace mención a que con la Ley de Oaxaca, Tabasco, y las que se preparan en otros estados como Chihuahua, Ciudad de México, Tamaulipas, Colima y Chiapas de prohibir la venta de refrescos y comidas chatarras a menores de edad aunado a la recolección de firmas la entidad para exigir la expulsión de dicha empresa de aquel municipio Coca Cola-FEMSA ha visto, como en pocas ocasiones, amenazadas fuertemente sus ganancias y ha lanzado una agresiva y ridícula campaña publicitaria, visual y en los medios de comunicación.


A esto se le suman las marchas y movilizaciones sociales, la aparición reciente del documental “El Susto”, la solicitud del Síndico de San Cristóbal de las Casas a la CONAGUA en el sentido de retirarle la concesión de extracción de agua y el inicio obligatorio a partir del 1 de octubre 2020 del nuevo etiquetado de productos que contienen exceso de azúcares, calorías, grasas saturadas, sodio, grasas trans (ácidos grasos insaturados), lo que aumenta su descrédito aunque también lo hace su imagen es parte del paisaje urbano y rural en todo el país.


Añade que México es uno de los principales consumidores de refrescos especialmente de Coca Cola pero también de otras de sus marcas como son Ciel, Sprite, Fanta, Power Ade, Delawer Punch, Ades, Del Valle, Monster Emergy, FuzeTea, Yas, Sidral Mundet y leche Santa Clara por lo que no es casualidad que se tengan los mayores índices de la epidemia de la obesidad, sobrepeso y diabetes que se agrava en la población infantil.


Destaca, además, que el consumo de agua por parte de las embotelladoras de Coca Cola es abismal ya que en San Cristóbal la planta de FEMSA consume 200 litros por cada litro de refresco; 1.3 millones de litros es lo que extrae del subsuelo, el que equivale al consumo diario de 13 mil personas; o el equivalente a 2,888 tinacos con capacidad de 450 litros de agua.


La pandemia de los Oxxos y del consumismo de comida chatarra ha generado una pandemia, que significa el contagio de dos o más pandemias como efecto dominó, que son causales unas de otras, que interactúan y secuencialmente van apareciendo. De esta forma, la adicción a la Coca Cola, la falta de disponibilidad de agua, los bajos precios del refresco en zonas indígenas de Chiapas, la diabetes, la accesibilidad a la comida chatarra y la crisis alimentaria acompañada del colapso de los sistemas productivos locales, son enfermedades que se vinculan, se contagian y se dispersan, enfatizó Castro Soto.

Asimismo, mencionó que Chiapas, es el peor ejemplo de lo que no se debe hacer, donde la empresa agrede la cultura indígena, se le permite entrar en todos los planteles educativos, en los edificios públicos e incluso en hospitales con sus refrigeradores para la venta de sus refrescos fríos cuya energía ni siquiera paga, donde financia eventos deportivos hasta campañas oficiales de salud bucal, donde a los niños se les alimenta con Coca Cola desde muy temprana edad, donde los problemas dentales, de diabetes y de adicción llegan a extremos preocupantes.


Además, revela que tan solo en el Hospital de las Culturas, en dos años aumentó casi el 60% de enfermedades que ponen en riesgo la salud de la población frente al COVID-19 y que están asociadas a la diabetes, una de las contribuciones del alto consumo de refrescos embotellados.

13 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur