Primer acuerdo Morena-PT-Verde: gran movilización virtual el 4 de julio


Álvaro Delgado

acuerdo Morena-PT-Verde

Ciudad de México, 18 JUN (apro).-El partido político del presidente Andrés Manuel López Obrador, Morena, perfila una alianza electoral para 2021 con los partidos del Trabajo (PT) y Verde Ecologista de México (PVEM), este último reputado de inescrupuloso y presidido por el senador Manuel Velasco Coello, a quien el jefe de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto Castillo, acusó de pretender corromperlo.

Los dirigentes Alfonso Ramírez Cuéllar, Alberto Anaya y Carlos Puente, en representación de Morena, PT y PVEM, anunciaron que su primer acuerdo es “una gran movilización virtual”, el 4 de julio, para respaldar al presidente Andrés Manuel López Obrador, y posteriormente podrá negociarse una coalición hacia la elección más grande de la historia, el próximo año.

Este encuentro se produce luego de que el martes 16 el dirigente del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés, propuso un bloque electoral a sus similares del PRD y de Movimiento Ciudadano (MC), aunque este último declinó por no ser “el momento de cálculos electorales”.

“El 2021 está ya presente, está por arrancar el año electoral, y sí creemos que necesitamos construir una mesa de trabajo tanto Morena, PVEM y PT, a efecto de construir un proyecto unitario al 2021″, enfatizó Anaya, dirigente del PT, que desde 2006 ha sido aliado de López Obrador y en 2000 de Cuauhtémoc Cárdenas.

“Creemos que es un aspecto fundamental, por todo lo que se juega: 15 gubernaturas, 500 diputados federales, miles de diputados locales y presidencias municipales. Se juega la necesidad de que las fuerzas progresistas que apoyan a Andrés Manuel sigan en lo ancho de la República mexicana”, puntualizó Anaya.

Ante esta propuesta, Ramírez Cuéllar aclaró que será discutida en Morena mediante la instalación de mesas de diálogo.

Por su parte, el dirigente formal del PVEM, Carlos Puente, exayudante de Marta Sahagún cuando era vocera del gobierno de Vicente Fox, puso de manifiesto el respaldo que su partido ha dado al gobierno de López Obrador, pese a que en la elección de 2018 su candidato fue el priista José Antonio Meade, quien quedó en tercer lugar, y antes respaldó las candidaturas de Roberto Madrazo y Enrique Peña Nieto.

Aunque Puente es el dirigente formal del PVEM, el liderazgo real lo ostenta el senador Manuel Velasco Coello, quien como gobernador de Chipas intentó corromper a Nieto Castillo cuando era fiscal electoral, tal como lo narra en su libro “Sin filias ni fobias, memorias de un fiscal incómodo”.

En el libro, publicado en 2018, Nieto Castillo cuenta que se entrevistó con Velasco, en sus oficinas de gobernador de Tuxtla Gutiérrez, para blindar la elección federal y estatal de 2015, y en esa reunión intentó corromperlo.

“Velasco, ordinario, me recibió con una pregunta inverosímil: ‘¿Sabes que tu jefa es mi amiga?’. Se refería a la entonces titular de la PGR, Arely Gómez, quien duró poco más de un año en el cargo. Mi respuesta fue automática, sin titubeos; amable, pero firme: ‘Sí, gobernador’. Al ver que no logró intimidarme, el mandatario arremetió: ‘¿Y sabes que es mi tía?’. Mi respuesta fue idéntica. Cierta tensión se apoderó del momento, pero permanecí inamovible.”

Nieto Castillo relata que Velasco le preguntó, “altanero, metálico”, qué quería, y él le excplicó que el propósito era blindar la elección.

“No habían pasado más de cinco minutos de mi explicación cuando Velasco me interrumpió de forma abrupta. Su pregunta fue contundente, majadera, indigna de un cargo como el suyo: ‘Está bien, ¿cuánta lana quieres?’. El cuestionamiento fue grotesco, absurdo, fuera de lugar.”

Añadió: “Le respondí clara y pausadamente: Lo que quiero pedir, gobernador, es que instruya a sus secretarios para que podamos organizar el proyecto de blindaje electoral y tener una reunión con el grupo de coordinación. Velasco endureció el rostro, se le enrojecieron las mejillas y puso su mejor cara de decepción. Supe entonces que la reunión había finalizado. Al gobernador, que se había topado con pared, ya no le quedó más remedio que instruir a su titular de Gobierno para que ambas peticiones se cumplieran. Con frialdad, me obsequió una marimba de juguete. Salí de su guarida con la artesanía popular chiapaneca entre mis manos. Había logrado mi propósito. Jamás nos volvimos a ver”.

El exfiscal, titular de la UIF del gobierno de López Obrador, escribe en su libro sobre su “encuentro áspero” en Tuxtla: “‘El león cree que todos son de su condición’ es un dicho muy aplicable para muchos políticos entronizados en México. Manuel Velasco, gobernador de Chiapas, es un excelente ejemplo de ello”.


0 vistas

©2020 por El Fronterizo del Sur