Tortura, asesinato y violencia a gran escala. Así operó el Cártel H-2 bajo el amparo de Cienfuegos

México, 16 oct (EFE/AP).- El cartel mexicano H-2, una escisión del grupo criminal de los Beltrán Leyva, saltó a la palestra este viernes al ser señalada como la organización que recibió protección de Salvador Cienfuegos, el Ministro de Defensa del Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) que acaba de ser arrestado en Estados Unidos.



De acuerdo con la Fiscalía Federal del distrito este de Nueva York, Cienfuegos, arrestado el jueves en Los Ángeles, supuestamente protegió y ayudó al cártel mexicano H-2 a cambio de sobornos.


Según la Fiscalía estadounidense, Cienfuegos garantizó que no se lanzaran operaciones militares contra este grupo criminal, pero sí ordenó a las Fuerzas Armadas mexicanas que atacaran organizaciones narcotraficantes rivales.


La organización criminal tomó el nombre de su líder Juan Francisco Patrón, apodado H-2 y quien fue abatido el 10 de febrero de 2017 durante una operación de la Marina en la ciudad de Tepic, Nayarit.


Según la Fiscalía Federal del distrito este de Nueva York, el cártel H-2 era una organización “que habitualmente se dedicaba a la violencia a gran escala, incluida la tortura y el asesinato y que operara con impunidad en México”.


La breve hegemonía de Juan Francisco Patrón Sánchez, alias “El H2” -el único nombre incluido en los documentos dados a conocer inicialmente por los fiscales estadounidenses en el caso de Cienfuegos-, se volvió conocida más por la forma en la que él fue abatido que por sus acciones delictivas en vida.


Patrón Sánchez, sucesor de Héctor Beltrán Leyva, el “H” original, en realidad era sólo una pieza en el otrora poderoso cártel de los Beltrán Leyva, la organización que los fiscales han dicho siempre que tenía métodos más sofisticados a la hora de espiar, cooptar y corromper a funcionarios gubernamentales.


En 2017, el presidente estadounidense Donald Trump acababa de asumir el cargo y, luego de cuestionar la capacidad de México para imponerse a los narcotraficantes, emitió una oferta insultante para el gobierno mexicano de enviar fuerzas estadounidenses para arreglar las cosas en el vecino del sur.


Aparentemente la respuesta de México fue un operativo en el que infantes de Marina —que dependen de la Marina y no del Ejército de Cienfuegos_, atacaron la vivienda en la que se ocultaba Patrón Sánchez con múltiples balazos de una ametralladora multicañón, de las llamadas “minigun”, controlada electrónicamente e instalada en un helicóptero.


Imágenes de video mostraron cómo la minigun del helicóptero —un arma que sólo suele usarse en zonas de guerra y es capaz de disparar miles de balas por minuto —iluminaba el cielo nocturno sobre la ciudad.


Patrón Sánchez y siete cómplices abrieron fuego contra los infantes de Marina y se atrincheraron en la parte superior de la casa. La Marina indicó que en el lugar se hallaron un lanzagranadas y varios fusiles y pistolas. Las autoridades señalaron que el helicóptero de combate fue convocado para que proporcionara fuego disuasivo a fin de suprimir los disparos procedentes de la casa.

26 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur