Tres bebés mueren en parto, mamás acusan a hospital de negligencia médica

Tras nueve meses de gestación, José Jasiel nació el 10 de mayo del 2020 en el Hospital de la Familia (FEMAP), pero casi de inmediato murió. Sus padres acusan al nosocomio de negligencia médica y exigen justicia para su hijo.



Cuando el bebé asomó su cabeza entre las piernas de su madre el doctor que atendía el parto lo empujó y lo devolvió al útero, porque aún no encontraban en el quirófano.  Con su acción le provocó la muerte por asfixia, denuncian la mamá y el papá del niño.


“Hasta me gritó, cuando él regresó al bebé me cerró las piernas y me dijo que no las abriera y que no pujara, que ahí no era para aliviarme, que tenía que esperarme a entrar a quirófano, pero yo ya no aguantaba, lo agarré y él se enojó y me dijo que lo soltara.


Cuando ya nació el bebé empezó a gritarles a todos que se apuraran, que vinieran a cortar el cordón y ya se fueron, y ahí me dejaron con hemorragia, ya hasta después volvieron por mí y como a los diez minutos me dijeron que ya había fallecido, que supuestamente había estado 20 minutos vivo, pero eso no es cierto”, relata Johany Salas, de 21 años, mamá de José Jasiel.


Ella y su marido ahora reclama justicia por su hijo. Lo hacen junto a otras dos familias que también culpan de negligencia al hospital de Femap por la muerte de sus bebés durante el parto: otro niño y una niña. Una más denuncia daño cerebral para su hija durante el nacimiento.


Las cuatro familias decidieron unirse y buscar que se haga justicia para sus hijos. Este miércoles un par de abogados acudieron en su representación a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) en Ciudad Juárez para interponer una queja en contra de la institución médica.


“Aunque se trata de un hospital privado, no está exento de supervisión, por lo cual se tiene que realizar justicia al respecto y que se le apliquen las sanciones debidas por parte del Servicio Estatal de Salud”, declaró Carlos Gutiérrez Casas, abogado y uno de los asesores de este grupo de padres y madres.


Ante las acusaciones, La Verdad buscó la postura del hospital de FEMAP, sin embargo, a través del departamento de Trabajo Social se respondió que el responsable de atención a medios se encontraba incapacitado, por lo que no se darían declaraciones al respecto.


DUELO EL DÍA DE LAS MADRES


El día de las madres Johany llegó al Hospital de la Familia (FEMAP) a las 7 de la tarde, acompañada de su marido, José Enríquez de 43 años.


Todo estaba en orden para la pareja, quienes aseguran que mes a mes daban seguimiento médico a la gestación de su segundo hijo, su primogénita tiene cinco años.


José explica qué apenas llegando al hospital le pidieron a su esposa que se pusiera a caminar, pues consideraban que aún faltaba para que iniciara el alumbramiento; mientras eso ocurría, a él le cobraron por adelantado los servicios que se le iban a prestar.


“El doctor Sáenz que atendió el parto me pidió el pago por adelantado, le dije que me diera unas horas para completarlo, él se molestó y me exigió el deposito dos veces, quiero pensar que por eso hizo el acto, tal vez pensó que no le íbamos a pagar”, relata José.


Al momento de estar ahí, Johany se percató que otra de las madres atendidas en labor de parto era trabajadora del hospital, y sintió que todas las atenciones se volcaron hacia ella, siendo este otro factor que les dejó con la percepción de que no fueron debidamente atendidos.


“Nosotros siempre vimos que el bebé se movía (en el vientre), nunca hubo una complicación, ahí le pusieron que muerte por asfixia al nacer, yo les dije que no concuerdo con eso porque yo lo vi 9 meses y ella nunca se complicó, no coincide.


De hecho, a mí (el doctor) me regañó, de que no la llevaba a revisar y me preguntó qué si tenía ultrasonidos, y le dije que sí”, conta.


Mientras José terminaba de reunir el dinero que le estaba siendo solicitado, dice que recibió la noticia de que su bebé había nacido y que a los minutos había muerto, presuntamente por problemas en su sistema respiratorio.


“Se contradijeron todos, ahí le pusieron que 20 minutos vivo (en el acta de defunción), a mí me dijeron que nació a las 9:55 y que murió a las 10, y la versión que me dio el doctor es que tenía problemas respiratorios”, relata el hombre.

Luego de escuchar la versión de su esposa, ambos tuvieron la certeza de que lo que había ocurrido era una negligencia, comenta durante la conferencia de prensa donde anunciaron la queja que interpusieron ante la CEDH contra el hospital.

WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur