Una triste noticia para CHIAPAS

10 de noviembre de 2020.


Las redes sociales y portales de internet fueron inundados este lunes con la noticia de Leticia Bonifaz Alfonzo

convertida en integrante de la CEDAW.



En La Jornada, Inmujeres México, el Tribunal Electoral de Tabasco, la Secretaría para la Igualdad de las Mujeres de Tuxtla, la Secretaría de Relaciones Exteriores, políticos y hasta periodistas se colmaron en felicitaciones a Leticia Bonifaz Alfonzo por haber sido electa como una de las expertas del organismo internacional.


Y todos dicen que con su experticia buscará promover iniciativas hacia la no discriminación por razones de género , también va a enseñarle al mundo cómo garantizar el derecho de mujeres y niñas a una vida libre de violencia y cómo tener acceso a la justicia.


Ajá. A eso se dedica la CEDAW, ciertamente.


Es la Convención para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer de la que México es parte.

Pero nadie se acordó de su cuñada, o ex cuñada, María del Carmen Gálvez Galindo. Nadie se acordó que ella está sufriendo discriminación en razón de género. Nadie.


Nadie dijo que su cuñada, también comiteca, hoy está sufriendo violencia institucional en Chiapas en razón de género.

Nadie.


Nadie dijo que la ex pareja de Roberto Bonifaz Alfonzo no puede acceder a la justicia por razones de género.

Nadie dijo que Leticia Bonifaz Alfonzo es quien se ha dedicado a proteger a su hermanito Roberto para que no se le aplique la ley, para que no le caiga la justicia encima.


Leticia Bonifaz Alfonzo sin duda es experta. Es experta para proteger a un macho acusado de ser un golpeador de mujeres, acusado de violencia familiar equiparada. Y con su experticia ha logrado que Robertito Bonifaz Alfonzo no pise los juzgados penales de Chiapas para enfrentar el delito que su ex pareja le reprocha.


Justicia retardada es justicia denegada. Y a María del Carmen Gálvez Galindo se le ha venido denegando la justicia desde el 2018, cuando interpuso su querella por violencia familiar, por haber sido golpeada por el hermanito de Leticia Bonifaz Alfonzo.

La gran experta mexicana no es responsable de las acciones de su hermanito, ciertamente, pero sí lo es de sus propias acciones para que a su familiar no se le aplique la ley.


Sólo un golpeador de mujeres con hermanas tan poderosas como Leticia Bonifaz Alfonso o la Secretaria del Medio Ambiente de Chiapas, María del Rosario Bonifaz Alfonzo, puede maltratar a una mujer tan impunemente.


El buen juez por su casa empieza, doctora Leticia Bonifaz Alfonzo, y ya la causa penal 733/2018 va a cumplir tres años sin que se haga justicia. Ni siquiera se le ha vinculado a proceso. Nunca se le vinculará a proceso. Nunca. Un Bonifaz Alfonzo no puede ser vinculado a proceso, cometa los delitos que cometa. Que siga la violencia y que sigan los feminicidios, ya tenemos una experta mexicana, chiapaneca y comiteca en la CEDAW, en la ONU. Es una triste noticia.


Disraelí E. Ángel Cifuentes.

FSur.

¿Qué opinas? Deja tu comentario 👇

WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur