En un cementerio se ha convertido el Poder Judicial de Chiapas

En un cementerio se ha convertido el Poder Judicial de Chiapas, a raíz de tantos decesos derivados de la presente pandemia.



La falta de sensibilidad del magistrado presidente, Juan Óscar Trinidad Palacios, ha dejado una estela de muerte, debido a que manda al personal sin los elementos que les permita tomar las medidas de precaución.



Cada trabajador se ve en la necesidad de comprar, de su sueldo, su cubrebocas, su gel antibacterial, careta y demás, para su propia protección, pero aquellos que carecen de dinero luego prescinden de esa seguridad.


Hasta ahora los caídos responden a los nombres y cargos siguientes:



Mauricio Octavio Suárez Nájera (de la Dirección de Transferencia), Gildardo Rojas Cabrera (ex funcionario judicial), Edgar Roblero Manzur (Dirección de Tesorería), Nancy Vázquez Hernández (abogada del Canelo), Eutimio Mérida Peña (padre de un juez), Ángel Alejandro Zúñiga Gutiérrez (Juzgado Mixto de Venustiano Carranza), María Brenda Rincón Cruz (Defensor Público), Moisés Díaz (actuario de Tapachula).


Se están contagiando también los magistrados, jueces, proyectistas, secretarios de acuerdos, administrativos, etcétera, algunos de los cuales se debaten entre la vida y la muerte.



No hay ningún medio de protección para ingresar a los juzgados, y eso es responsabilidad del Señor de las Hamacas, Óscar Trinidad Palacios Palacios.



Los muertos que se den en los próximos días, semanas y meses serán responsabilidad del que mejor cobra en el poder judicial, porque sigue oponiéndose a aportar los medios de protección para sus compañeros de trabajo.


Sobre su conciencia.


0 vistas

©2020 por El Fronterizo del Sur