LA JUSTICIA CHIAPANECA TIENE OJO DE DINERO. CASO ZOÉ ROBLEDO



La muerte del suchiapaneco Mariano Champo Teco no fue noticia nacional, la lesión del Director del IMSS sí lo fue. Y eso que ambos salieron del mismo accidente.


La vida del joven profesor de Educación Física, quien tuvo la desgracia de toparse con la camioneta de Zoé Robledo Aburto, no vale o vale muy poco, el brazo del funcionario federal sí tiene valor.


O sea, en México hay personas de primera y de segunda. Las personas de primera son los políticos, las de segunda lo somos el resto de los mortales de este país.


Las muestras de solidaridad serán, por cientos o miles, para el político lesionado; del muerto que se encarguen los muertos.


“Sígueme; deja que los muertos entierren a sus muertos”, dicen que dijo Jesús de Nazareth. Del político se encargarán de protegerlo los propios políticos y, en especial, los funcionarios de la Fiscalía General del Estado. Ah, y claro, los paleros a sueldo del gobierno.


Ya lo veremos. Si es posible, la Fiscalía General del Estado le aventará la responsabilidad del muerto al occiso mismo.


Será como el balazo al ex yerno del gobernador Rutilio Escandón Cadenas. La orden de aprehensión fue para la víctima, para quien recibió el disparo.


La Justicia en Chiapas no es ciega, tiene ojo de dinero.


0 vistas

©2020 por El Fronterizo del Sur