El caso de Mario Pola no debe quedar en la impunidad

¿Se acuerda usted de un tal Mario Pola acusado del delito de abuso sexual en contra de una trabajadora de la UNICAH?


¿Se acuerda usted que, utilizando sus influencias, estaba logrando cubrir su abuso con un manto de impunidad?



Se acuerda usted que la Secretaria de Educación, Rosa Aidé Domínguez Ochoa, no le tuvo miedo a este hombre, acusado de hostigamiento sexual, y lo contrató como Jefe de Departamento de las Escuelas Normales?

¿Se acuerda usted que le pedimos a la titular del área que institucionalizara a la perspectiva de género en la Secretaría de Educación?


¿Se acuerda usted que le destrozó la vida a una joven mujer?


Pues bien, el proceso judicial en su contra sigue vigente.


Después de ser vinculado a proceso por el juez de control, Walter Constantino Vleeschower, vendrían las etapas de juicio intermedio y juicio oral.


Ojalá que en esta ocasión no utilice su cercanía con la Secretaria de Educación, Rosa Aidé Domínguez Ochoa, para conseguir impunidad.


Perro que aprender a comer huevo aunque le quemen la trompa no se le quita la maña. Y perdón por los perritos, tan lindos y amorosos, tan leales y protectores.


Pero si fue corrido de la UNICACH por hostigador sexual no debió haber sido contratado en la Secretaría de Educación por simple precaución.


Es mejor prevenir, que lamentar y, luego, acusar.


Voy a estar pendiente de lo que hagan los jueces en este caso de abuso sexual.


Que recuerden los jueces que tienen o pueden tener hijas, nietas, hermanas y una madre. Por ellas, y por todas las mujeres del mundo, ese caso no debe quedar en la impunidad.

104 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur