Conacyt tiene 7 meses sin entregar becas a madres solteras estudiantes de licenciatura

La beca de 4 mil pesos mensuales que Mónica Gaspar, de 24 años, recibió desde el año pasado le sirvió para poder comprar por fin un colchón nuevo y una base para dormir un poco más cómoda con su hija de 5 años, para pagar la inscripción en la universidad de 3 mil pesos semestrales y hasta para ahorrar un poco. La presión que significa mantener un promedio de 93, no reprobar materias y además cuidar a su pequeña es alta, pero su deseo de superación y poder concluir una carrera universitaria la mantiene esforzándose todos los días.



Obtener la beca “Madres Jefas de Familia para Fortalecer su Desarrollo Profesional”, enfocada justamente a madres solteras como ella que estuvieran estudiando alguna licenciatura, fue una gran ayuda, por eso no tiene más que agradecimiento para el Conacyt, la institución que las otorga. Esa beca ha hecho la diferencia para avanzar hasta el octavo semestre de la carrera de Derecho en la Universidad Mexiquense del Bicentenario, pero desde enero pasado, dejó de recibirla sin explicación alguna.


Mónica, junto con otras 173 alumnas de todo el país, comenzaron a organizarse a través de grupos de Facebook y por WhatsApp después de no recibir respuesta por parte de las autoridades durante meses. Protestaron en redes sociales con los hashtag #ConacytNoCumple #ConacytMiente y #NosotrasSí y consiguieron que al menos el Consejo respondiera que el retraso obedecía a “un proceso de adecuación administrativa de los programas presupuestales del Conacyt”.


En el correo, firmado por Ignacio Moreno Vázquez, subdirector de Movilidad del Conacyt, decía que “nuestros esfuerzos están vertidos en resolverlo a la brevedad, por lo que estimamos que en el transcurso del mes de junio quedará solventado y estaremos en posibilidades de iniciar el proceso de formalización de su beca”.


Sin embargo, hasta este 19 de julio, su situación seguía igual. En la página del Conacyt no es posible conocer el universo de becarias afectadas porque la liga con la lista de resultados de la convocatoria del año pasado está rota, pero en los resultados de las seleccionadas de 2021, publicado el 28 de junio, suman mil 800 becarias nuevas para este año.


Animal Político solicitó al área de prensa del Conacyt saber la razón de la falta de pagos, y envió correos a los funcionarios responsables de esta beca, Salimar Alfaro Velasco e Ignacio Moreno Vázquez, pero no hubo respuesta.


Hasta el momento, explican las jóvenes, ninguna becaria ha recibido el pago desde enero, pero siguen buscando obtener al menos una explicación, sobre todo porque, insisten, ellas han cumplido con los requisitos de la beca.


Por eso utilizaron el hashtag #NosotrasSí, hace referencia a los requerimientos a condición de la beca. Tania Arcos, estudiante de Ingeniería electromecánica en el Tecnológico Nacional de Tabasco, y con una hija de 9 años, asegura que han recibido críticas y ataques en redes sociales por ser madres solteras y porque la gente piensa que no trabajan y solo viven de la beca.


“Por eso me interesa que quede claro que esta no es una beca en la que solo te dan dinero. Nosotras debemos mantener buen promedio, ser alumnas regulares, tener buena conducta. Muchas somos de excelencia, tenemos promedio de más de 90 y en este momento no podríamos postularnos a otra beca, porque tenemos esta aunque no nos están pagando. Nosotras sí cumplimos”, dice Tania.


Ella dejó de estudiar hasta que su hija entró a la primaria, y mientras tanto trabajó en ventas, en atención a clientes y ahora es asistente administrativo por 600 pesos semanales. Al no tener ningún apoyo familiar, la beca le servía para pagar la renta, lo que necesitara de la escuela y su sueldo para la despensa y el transporte.


“Los gastos no esperan, muchas están pidiendo prestado aunque no sabemos si vamos a poder solventarlo. Prácticamente estamos esperando el tiro de gracia, pero también tenemos esperanza de que todavía nos llegue la beca”, explica Tania.


Las becas, según explica la página del Conacyt, “es un instrumento para que madres solteras jefas de familia terminen su formación profesional” y tiene el objetivo de “fortalecer la formación profesional obteniendo el 100% de los créditos académicos, buscando facilitar su inserción en el mercado laboral así como su independencia económica”.


Las becas se otorgan por de uno a 36 meses durante el estudio de la carrera universitaria, deben comprobar que son madres solteras, documentación de sus hijos, comprobante de estudios con promedio mínimo de 80, estudio socioeconómico y currículum.


Sin embargo, para la convocatoria de 2021, el pago se estableció en 3 mil pesos mensuales, mil pesos menos que en la convocatoria del año pasado. Todas las beneficiarias también tienen servicio médico en el ISSSTE para ellas y sus hijos durante el periodo de la beca.

9 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731