Machismo patriarcal en el Senado: no quieren paridad en gubernaturas

Así que los senadores de la república se resisten y oponen a la disposición del INE para que haya siete candidatas a gobernadoras en el país.



Habrán quince plazas en disputa, en igual número de entidades federativas, pero las quieren todas para políticos machos; ellas deben quedarse en casa, a esperar que el marido proveedor les lleve de comer, de vestir y calzar. MACHISMO puro o puro machismo.


Quieren a las mujeres lavando platos y fregando pisos, haciendo de comer y cuidando niñas o niños, pero no despachando en una oficina de gobierno ni ejerciendo el poder.


Ya lo decía Rousseau: "A las niñas no les gusta aprender a leer y escribir y, sin embargo, siempre están dispuestas para aprender a coser". ¿De este filosofo abrevan nuestros políticos?


¿También coinciden con Moliere?: “La mujer no necesita escritorio, tinta, papel ni plumas. Entre gente de buenas costumbres el único que debe escribir en la casa es el marido”.


Los dirigentes del PAN han de estar de acuerdo con San Agustín quien dijo: “Es orden natural entre los humanos que las mujeres estén sometidas al hombre, porque es de justicia que la razón más débil se someta a la más fuerte”.


Seguramente aplaudieron a Donald Trump cuando éste dijo: “Si Hillary no puede satisfacer a su esposo, ¿cómo pretende satisfacer a Estados Unidos?”


Mejor sería que se instruyeran un poco para concluir, como Mary Wollstonecraft, cuando pidió que las mujeres se conviertan en agentes de su propio cambio y dijo: "Es tiempo de efectuar una revolución en los modales de las mujeres, tiempo de devolverles su dignidad perdida y hacer que, como parte de la especie humana, trabajen para reformar el mundo, mediante su propio cambio".


La paridad de género no llega, la igualdad de oportunidades para mujeres y hombres tampoco. El machismo patriarcal nos domina.


Disraeli E. Ángel Cifuentes

Fsur

37 vistas
WhatsAppFsur.jpg
SpotifyEnfoqueF.jpg
EnfoqueFCaratula.png
13131411_262657974083580_425907592476731

©2020 por El Fronterizo del Sur